Dante, un niño de seis años, cumplió su sueño de ir al parque de diversiones Disneylandia para conocer más de sus personajes favoritos y de paso “obligado” por su madre venció el miedo a las montañas rusas.

Mientras que Sebastián, de 19 años, quien desde la infancia fue diagnosticado con diversos padecimientos que le impiden llevar una vida normal, logró su deseo de conocer el estadio y a los integrantes del equipo de futbol Chivas de Guadalajara.

Lo anterior y 26 sueños más de igual numero de menores, se logró gracias al donativo que hizo la empresa Roche a la organización civil Make-A-Wish México.

En el Día Internacional del Niño Africano, que se celebra hoy, esta empresa de origen suizo realizó la 15 edición de la caminata anual "Children’s Walk", con el fin de recaudar fondos entre sus empleados para apoyar proyectos globales y locales.

Las aportaciones voluntarias de los trabajadores se entregarán, por segundo año consecutivo, a Make-A-Wish para cumplir los sueños de menores diagnosticados con alguna enfermedad que pone en riesgo su vida.

Este año, debido a la lluvia, la caminata fue simbólica en las oficinas de la Ciudad de México. Posteriormente, se informó que en 2017 se recaudaron 798 mil 824 pesos.

Adriana Díaz, directora de Comunicación Corporativa y Marketing Digital de Roche México, detalló que los empleados realizan diversas actividades para conseguir fondos, y la colecta de este año cerrará el 15 de julio.

La cifra que se alcance será igualada por la farmacéutica, sólo que los recursos corporativos irán al financiamiento de proyectos en países en desarrollo como Malawi, Etiopía y Filipinas.

Con lo que más sueñan los menores son viajes a la playa, dispositivos móviles, fiestas de XV años, conocer a personalidades y cursos para DJ, entre otros.