La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dio a conocer la clausura definitiva del desarrollo turístico  “Cabañas El Cielito”, localizado en el municipio de Cabo Corrientes, Jalisco.

Informó que multó a la empresa promovente de dicho desarrollo con 806 pesos, luego de haber sido clausurado temporalmente -y desahogado el procedimiento administrativo- al realizarse una expansión sin contar con autorización federal.

Así como al carecer de autorización federal en materia de impacto ambiental y estár ubicado en la Región Terrestre Prioritaria “Chamela-Cabo Corrientes”, considerada de alta concentración de especies protegidas como el jaguar, la guacamaya verde y el cocodrilo de río.

En un comunicado, indicó que sanciona asimismo por daño ocasionado a ecosistema costero, derivado de la falta de aplicación de medidas de mitigación y prevención para atenuar o evitar los impactos ambientales negativos generados. 

Agregó que, en diciembre de 2017, la Profepa realizó visita de inspección en materia de Impacto Ambiental al citado desarrollo turístico y detectó que carecía de la autorización emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para la construcción y operación de éste, por lo que se impuso como medida de seguridad la Clausura Total Temporal de las obras. 

Sin embargo, en virtud de no presentar la citada autorización durante el desahogo de las etapas procesales, la autoridad emitió la resolución administrativa correspondiente.