A pesar del entorno económico complejo y las prácticas “agresivamente proteccionistas” de Estados Unidos, México ha conformado una planta productiva fuerte y mantiene un crecimiento sostenido y diversificado.

Sin embargo, hace falta una mayor unidad entre los empresarios y que sean más participativos en la toma de decisiones fundamentales para el país, fueron las conclusiones de un encuentro del Grupo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

La reunión hizo evidente que la sociedad civil cada vez está mejor informada, es más crítica y busca espacios de participación en la gestión pública, no necesariamente de participación política partidista.

El encuentro fue encabezado por el presidente del Grupo Guadalajara del IMEF, David Henry Faulkes Woog, y durante un prolongado diálogo con los ejecutivos de finanzas sobre cuestiones de actualidad, participaron otros dirigentes empresariales.

Entre ellos, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Guadalajara (Canaco), Xavier Orendáin de Obeso, y el Presidente del Capítulo Guadalajara de la Cámara Americana de Comercio de México (AmCham), Francisco Wilson Loaiza.

Se pronunciaron a favor de un mayor acercamiento con los tres niveles de gobierno, por más participación empresarial en la definición de las políticas públicas y “por tener una visión optimista, no pesimista” del futuro del país a corto, mediano y largo plazo.

Durante el encuentro del IMEF, los participantes coincidieron en que debe haber una mayor preocupación de los empresarios por impulsar el desarrollo del talento humano en sus compañías; por brindar más oportunidades y mejorar condiciones laborales e ingresos de los trabajadores, así como por “crear más empleos, no sólo chambitas”.

Sin dejar de reconocer la desmotivación social que pueden provocar los serios obstáculos que tiene el crecimiento económico de México, el presidente de la Canaco aseguró que “lo mejor está por venir”.

Resaltó los avances que se registran en infraestructura, construcción privada, comercio y turismo, aunque aceptó que es imprescindible combatir los rezagos que tienen grupos mayoritarios de la población, para incorporarlos como beneficiarios del desarrollo del país y mejorar sus oportunidades y niveles de bienestar.

Wilson Loaiza advirtió que los inversionistas de Estados Unidos están conscientes del desarrollo económico sorprendente que ha alcanzado México en los últimos 20 años; dijo que son las empresas y no el Sector Público, las principales generadoras de empleos y de la innovación tecnológica.

En materia de elecciones, Faulkes Woog y los dos dirigentes empresariales dijeron, en intervenciones por separado, que a pesar de lo dicho durante las campañas, “aún no hay nada escrito” y los resultados se conocerán hasta el fin del proceso electoral.