Los espacios concurridos son un factor de riesgo para el contagio de meningitis causada por la bacteria meningococo, la cual puede ser mortal si no se detecta oportunamente, además de que se estima que entre 10 a 20 por ciento de los sobrevivientes quedan con secuelas importantes.

Los niños y los adolescentes son los principales portadores de enfermedad meningocócica. Los menores de dos años y quienes tienen entre 10 y 19 años son los más vulnerables ante esta enfermedad que causa inflamación en el cerebro y en otras partes del cuerpo, señalaron en conferencia de prensa, pediatras infectólogos.

Aunque la incidencia pudiera parecer baja, la letalidad de la enfermedad debería obligar a no escatimar recursos en cuanto a su prevención mediante la vacuna recomendada para la población entre los nueve meses y 55 años de edad.

Se estima que en todo el mundo hay 500 millones de portadores, pero no todos desarrollan la enfermedad. Las temporadas de invierno y primavera es cuando más casos se presentan debido a que al haber infecciones en la garganta se rompen los vasos sanguíneos o se afectan las mucosas, siendo estos vehículos para que la bacteria pueda viajar por la sangre al cerebro y otros órganos.

Ante la proximidad de las vacaciones al terminar el ciclo escolar, Carmen Espinosa, especialista del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, señaló que en durante el verano es usual que los padres manden a sus hijos de campamento, de vacaciones o a intercambios escolares a otros países.

Es precisamente en estos casos cuando se puede generar algún contagio por meningococo, además de las guarderías, escuela y otros lugares con altas concentraciones de personas, agregó.

Resaltó que “en México, la Dirección General de Epidemiología, de la Secretaría de Salud, ha registrado 100 por ciento más de casos reportados en México entre 2016 y 2017, lo que significa que debemos reforzar la vacunación en grupos de riesgo”.

Por su parte, Marte Hernández Porras, del Instituto Nacional de Pediatría, puntualizó que el meningococo es la principal causa de meningitis bacteriana en el país, la cual es una enfermedad contagiosa y que puede ser mortal.

Detalló que cuando hay un caso de enfermedad por meningococo en un niño, el riesgo de que uno de sus hermanos o hermanas se infecte es de dos a tres por ciento.

Mientras que Sarbelio Moreno Espinosa, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Infantil de México "Federico Gómez", reiteró que la enfermedad meningocócica es más común en niños, adolescentes y adultos jóvenes y su periodo de incubación es rápido, de dos a 10 días.

Los síntomas son fiebre alta, náuseas, dolor en el cuello, fobia a la luz y manchas rojas en la piel, entre otros, y las secuelas para los sobrevivientes pueden ser daños cerebrales, sordera, y discapacidad porque puede haber amputación de alguno de los miembros del cuerpo o parálisis.