La Secretaría de Salud en el estado ha intensificado las medidas para prevenir enfermedades transmitidas por mosquitos, ante lluvias y tormentas, que han provocado inundaciones, principalmente en Acapulco y la región de Costa Grande.

El titular de salud en el estado, Carlos de la Peña Pintos dijo, a través de un comunicado que con el apoyo de elementos de Protección Civil en el estado se realizan acciones de fumigación y autocuidado de la salud en todas las Jurisdicciones Sanitarias y en las zonas más endémicas para abatir los casos de dengue, chikungunya y zika.

Se llevan acabo actividades de control larvario, rociado intradomiciliario y termonebulización en escuelas, mercados y en lugares con alta concentración poblacional.

De acuerdo con la información de la Secretaría de Salud Federal, en la semana epidemiológica 22 correspondiente a 2018, en Guerrero se han presentado dos casos de zika; ninguno en embarazadas.

En cuanto a chikungunya se reporta un caso y 18 de dengue; nueve de estos no graves, tres en alerta y seis considerados como graves.