Con el objetivo de que los pequeños, medianos y grandes productores tengan herramientas para enfrentar fenómenos hidrometeorológicos, geológicos, plagas, enfermedades y contingencias, la Sagarpa promueve en Nuevo León la cultura del aseguramiento.

Víctor Celaya del Toro, titular de la Dirección General de Atención al Cambio Climático en el Sector Agropecuario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), destacó entre los productores de esta entidad, los beneficios y alcances que tiene este instrumento.

Señaló que, en coordinación con diversas autoridades federales y estatales, así como de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) están convocando al sector agrícola, ganadero y acuícola, para evaluar y dar a conocer el portafolio de esquemas de aseguramiento para el campo de Nuevo León.

El funcionario federal indicó que la Sagarpa apoya a los productores impactados por contingencias, a través de modalidades como Seguros Catastróficos (con los Estados); Seguro con los Productores, y Apoyos Directos.

Víctor Celaya detalló que en el caso de la modalidad Seguros Catastróficos, dirigido a pequeños productores, la Sagarpa, a cada entidad, aporta el 80 por ciento de los recursos de la prima de la contratación, y el Estado completa la prima con el 20 por ciento.

Expuso que en el país los fenómenos hidrometeorológicos que se cubren son sequía, helada, granizada, nevada, lluvia torrencial, inundación significativa, tornado y ciclón, en tanto que los Geológicos son terremoto, erupción volcánica, maremoto y movimiento de ladera.

El funcionario federal expuso que en el caso de Nuevo León, este año se invertirán 24.1 millones de pesos en el Seguro Catastrófico, que ofrece el Seguro Agrícola Catastrófico en que Sagarpa aporta 19.5 millones de pesos y el gobierno del estado 4.5 millones de pesos, para beneficio de 107 mil 598.91 hectáreas en 42 municipios.

Abundó que esto comprende territorios, como ejidos, comunidad, municipio, entre otros, con productores de cultivos anuales ysuperficie menor o igual a 20 hectáreas de temporal.

Y en territorios como ejidos, comunidades, municipio, entre otros, con productores de cultivos frutales, café o nopal y superficie menor o igual a 10 hectáreas de temporal y riego.

En tanto que en el Seguro Pecuario Catastrófico, el seguro suman 13.9 millones de pesos, donde Sagarpa destinó 11.2 millones de pesos, y el gobierno de Nuevo León 2.6 millones de pesos, que contemplan 159 mil 551.85 unidades animal (una vaca adulta con su cría) en 45 municipios del estado.

Refirió que esta acción comprende territorios como son los ejidos, comunidad, municipio, etcétera, con productores pecuarios con un hato ganadero menor o igual a 60 unidades animal.

En tanto que en la segunda modalidad de aseguramiento “Seguros con los Productores Comerciales” la Sagarpa ofrece esquemas para cobertura de la prima a quienes cuenten con hasta 40 hectáreas de granos y hasta 10 hectáreas de hortalizas.

El funcionario federal expuso que el “Seguros con los Productores” existe para los productores agrícolas de los 51 municipios, donde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aporta 40 por ciento para cultivos básicos.

En tanto que la Sagarpa aporta 27 por ciento a cuatro municipios de Alta marginación, y el 33 por ciento restante de la cobertura lo aportan los productores.

A la vez que a los 47 municipios de mediana, baja y muy baja marginación, la Sagarpa les aporta el 25 por ciento y los productores el 35, señaló.

En los incentivos para cultivos no básicos SHCP destina el 30 por ciento y la Sagarpa canaliza el 27 a cuatro municipios de Alta marginación y el 43 los productores.

Mientras que la esta Secretaría paga el 25 por ciento a los 47 municipios considerados de mediana, baja y muy baja marginación, y el otro 45 lo cubren los productores.

Durante el evento en que reunió a ganaderos de la entidad se les indicó que tienen acceso al Seguro con los Productores Pecuarios, que auxilia en caso de muerte del productor, del ganado, además de considerar los daños en infraestructura productiva pecuaria.