Ante el incremento en el número de estudiantes de medicina es necesario ampliar la plantilla laboral de los profesionales para responder a la demanda de atención oportuna, con calidad y calidez, destacó el secretario de Salud, José Narro Robles.

Al participar en el VI Congreso Internacional de Educación Médica y V de Simulación en Mazatlán, Sinaloa, dijo que el trabajo conjunto entre las instituciones académicas y de salud en el país, ha permitido un incremento en el número de estudiantes de medicina, al pasar de casi 90 mil en 2010 a 133 mil en la actualidad.

En ocho años se incrementó en 43 mil el número de estudiantes de medicina en el país, puntualizó el funcionario, al impartir la conferencia magistral “Los desafíos de la educación médica en la era de la complejidad” a académicos de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina A.C. (AMFEM).

El titular de Salud mencionó que el esfuerzo conjunto ha permitido una inversión importante para financiar las becas de los pasantes e incrementar sus prestaciones durante el servicio social e internado de pregrado, en este último se duplicó el monto de la ayuda económica para quienes lo realizaron en áreas marginadas o suburbanas.

Esto se reflejó en el número de profesionales de la salud que realizaron su servicio social, ya que en 2017 hubo 14 mil pasantes de medicina, 38 mil 500 de enfermería y 11 mil 600 de áreas como psicología, ciencias de la nutrición y química, entre otras.

Sin embargo, dijo, la demanda para la realización de una residencia es elevada ya que el año pasado se registraron en el Examen Nacional de Residencias Médicas 38 mil 600 aspirantes y solo se abrieron ocho mil 263 plazas.