El Hospital General de Tijuana (HGT) emitió recomendaciones en materia de prevención enfocadas en menores de edad, para disminuir el riesgo de presentar pediculosis capitis, lo que comúnmente se conoce como la presencia de piojos.

Pediatras de la unidad hospitalaria de Tijuana explicaron que la pediculosis es una enfermedad parasitaria que se transmite por medio del contacto directo con una persona que ya presenta dicha afección.

Ello, incluye también compartir algunos objetos de uso personal, como cepillos, peines, gorros, toallas, almohadas, cobijas, entre otros, señalaron los especialistas.

Indicaron que la pediculosis suele ser más común en menores entre los seis y doce años de edad, sin embargo, mencionaron que puede presentarse en cualquier edad, en especial si hay factores predisponentes.

Estas pueden ser la convivencia con animales, residir en espacios de terracería, vivir en hacinamiento, poca higiene personal y tener un sistema inmunológico deteriorado.

Advirtieron que en caso de observar la presencia de piojos o liendres en el cuero cabelludo, aunado a comezón, se debe acudir al Centro de Salud para iniciar tratamiento médico, ya que en casos avanzados puede desencadenar anemia y desnutrición.

Asimismo, señalaron que recortar el cabello es una medida drástica para tratar la pediculosis, pues suele impactar negativamente el estado anímico del menor, por lo que se debe acudir con un médico y seguir las indicaciones de manera disciplinada.

Agregaron que semanalmente se atienden a un promedio de dos menores en la consulta de Urgencias Pediátricas por esta causa, quienes en su mayoría refieren haber tenido una convivencia con otro menor (con pediculosis) en la escuela.

Sin embargo, en otros casos se detectan factores de riesgo en el hogar, incluyendo el hacinamiento y una higiene personal deficiente, manifestaron los especialistas.