Prestadores de servicios turísticos y autoridades, afinan detalles para la atención de cientos de paseantes que se esperan para estas vacaciones de verano es este destino.

De acuerdo con las expectativas de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, el promedio de ocupación alcanzará 95 por ciento en los días de mayor movimiento.

Por su parte la titular de la Secretaria estatal de Turismo, Marisol Vanegas Pérez reiteró que “verano estará lleno, todos los destinos tienen una previsión arriba del 90 por ciento y se trata de la temporada más grande para mercado nacional.

“Seguramente vamos a estar uno o dos puntos por arriba del año pasado y eso es un récord, porque nuestra derrama, nuestra estancia y nuestros cuartos hoteleros son los mayores de México”, aseveró.

Mientras tanto, el gobierno municipal de Benito Juárez precisó que se encuentra listo para garantizar la seguridad de habitantes y visitantes, y verificar que no se cometan abusos en la prestación de servicios ante el inicio de la temporada vacacional de verano 2018.

En ese sentido, se reiteró que las instancias municipales estarán atentas a todas las quejas y observaciones que reciban de parte de vecinos y turistas.

Además, se reforzará la vigilancia en playas, centros comerciales, carreteras, y en todos los lugares donde haya concurrencia masiva de personas, para evitar delitos o abusos.

En cuanto a seguridad, el gobierno municipal destacó que trabaja de manera coordinada con las fuerzas federales desde finales de mayo, cuando dio a conocer el arranque del operativo ante el inicio de la temporada de Summer Break 2018 que concluye en julio, y en la que se espera la llegada de más de 25 mil jóvenes de Estados Unidos y Canadá, que, además, se enlazará con las vacaciones de verano.

Además, las dependencias del Ayuntamiento atenderán acciones tales como supervisión de horarios de centros nocturnos, inhibir el comercio informal y limpieza de arenales, además de vigilancia y atención de emergencias.

En la temporada de verano del año pasado, Cancún cerró con una ocupación promedio de 90 por ciento y la visita de más de 1 millón de turistas, prácticamente la mitad del total que visitó el Caribe mexicano en esa temporada.