Las escuelas con una mayor libertad en la contratación suelen tener menos escasez de profesores en zonas desfavorecidas, según un nuevo informe PISA de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El informe “Políticas eficaces en materia de profesorado: Análisis de PISA” realiza un estudio de la encuesta PISA sobre educación a nivel mundial y muestra que se puede mejorar la calidad y la equidad de la educación si se garantiza que todos los alumnos se beneficien de una enseñanza de alta calidad.

El informe incluye el análisis de la primera encuesta PISA de profesores, en la que se recoge información sobre sus trabajos, sus carreras y los directores de sus centros educativos, informó el organismo internacional.

Un informe separado “Docentes en Iberoamérica: Perspectivas de PISA y TALIS”, basado en el anterior, evalúa la profesión docente de la región y proporciona recomendaciones de política para los países iberoamericanos.

Según este informe, los países necesitan invertir más en las escuelas y los profesores con los que cuentan, comprometerse con su reforma y apoyar su mejora, refirió la OCDE en un comunicado.

Indicó que en los países y economías participantes en PISA 2006 y PISA 2015, en promedio, un aumento de la responsabilidad de las escuelas en la contratación del profesorado mejoraría el rendimiento de los alumnos, mientras que reducir esa responsabilidad empeoraría los resultados.

Resaltó que los directores de centros educativos con más libertad para adaptar las responsabilidades, las condiciones laborales y los salarios del profesorado consiguen atraer mejor a los profesores con más talento a las aulas con mayores dificultades.

“En la mayoría de los países, el código postal del alumno o de la escuela sigue siendo uno de los mejores indicadores del éxito educativo”, afirmó el director de Educación y Competencias de la OCDE, Andreas Schleicher, durante la presentación del informe en Madrid.

“Estos datos muestran que se pueden rectificar las desigualdades con oportunidades si se asignan profesores con un elevado nivel de calidad, y no simplemente más profesores, a las escuelas con mayores dificultades”, agregó.

Refirió que las políticas en materia de profesorado tienen un papel fundamental que desempeñar a la hora de ofrecer un futuro a millones de personas que actualmente luchan por tener uno.

La OCDE refirió que los directores de centros educativos advirtieron en la encuesta de que la falta de profesores cualificados es una importante barrera a la hora de superar las situaciones de desventaja y mejorar el aprendizaje.

La mayoría de los países y economías compensan a las escuelas desfavorecidas con clases más pequeñas o unas menores tasas de profesor por alumno, expuso.

Sin embargo, acotó, en más de un tercio de los países y las economías, los profesores de las escuelas más desfavorecidas están menos cualificados o cuentan con menos experiencia que aquellos de los centros más favorecidos.

El organismo comparó que el déficit en el rendimiento de los alumnos relacionado con el estatus socioeconómico es mayor en países en los que las escuelas desfavorecidas cuentan con menos profesores cualificados y con experiencia que los centros favorecidos.

Según el informe, se pueden adoptar medidas adicionales durante la formación inicial y a través de programas de mentoría y de desarrollo profesional que equipen al profesorado con las competencias necesarias para trabajar en escuelas desfavorecidas.

Las políticas relacionadas con el profesorado en los sistemas educativos de alto rendimiento comparten tres características comunes: un periodo obligatorio y largo de formación práctica en el aula antes de comenzar la carrera; posibilidades de desarrollo profesional para el profesorado, como por ejemplo talleres organizados por el centro educativo; y mecanismos de evaluación de docentes, con una especial atención al desarrollo continuo del profesorado.

El informe también pone de relieve que, de media en los países de la OCDE, el 4.2 por ciento de los alumnos de 15 años aspira a convertirse en profesor, una proporción mucho mayor que el porcentaje actual de profesores por población (2.4 por ciento).

Comentó que si bien en todos los países la probabilidad de que las mujeres quieran tener una carrera docente es mayor que la de los hombres, existe un mayor equilibrio de género en las expectativas de los alumnos sobre esta carrera en países donde los salarios de los profesores son más elevados.