Italia se niega a recibir barco con cientos de inmigrantes

Italia reiteró hoy su negativa a aceptar el desembarco en sus puertos de la nave Acquarius, de las organizaciones Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, con 629 inmigrantes rescatados en alta mar...

Italia reiteró hoy su negativa a aceptar el desembarco en sus puertos de la nave Acquarius, de las organizaciones Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, con 629 inmigrantes rescatados en alta mar.

“Italia ha dejado de agacharse y de obedecer, ahora dice no”, dijo el nuevo ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvino a través de Twitter.

Insistió en que Roma no dará marcha atrás en su decisión de cerrar sus puertos a las buques de Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) que rescatan a los indocumentados en el Mediterráneo.

En tanto, la Acquarius permanecía en alta mar, entre las islas de Malta y de Sicilia, en espera de poder desembarcar a los 629 inmigrantes que rescató este fin de semana en barcazas a la deriva frente a las costas de Libia.

Según medios italianos, entre los indocumentados rescatados había 123 menores no acompañados, siete mujeres embarazadas y 11 niños.

Personal de Médicos Sin Fronteras refirió que los indocumentados estuvieron durante meses como prisioneros en Libia, donde habrían sufrido tortura y violencia.

En tanto, los alcaldes de las ciudades italianas de Palermo, Nápoles, Messina y Reggio Calabria se dijeron dispuestos a recibir a los naufragos, como prevén las leyes internacionales.

Sin embargo, Roma insistió en que correspondía a Malta socorrerlos.

En una nota urgente enviada al gobierno de La Valletta, Salvini pidió a esa isla abrir sus puertos a la Acquarius.

Pero un portavoz del gobierno maltés respondió que el rescate ocurrió en la zona libia y fue coordionado por el centro de socorro en Roma, por lo que Malta “no es la autoridad que coordina, ni tiene competencia en el caso”.

Medios italianos informaron que esta madrugada otros 800 inmigrantes fueron rescatados en barcazas a la deriva por naves de diversas ONG’s, aunque no estaba claro donde serían desembarcados.

Dijeron que una nave de la ONG alemana Sea Watch se encontraba frente a las costas libias para socorrer a otras lanchas en dificultad.

“Es de una ONG alemana con bandera holandesa y frente a las costas libias en espera de efectuar el enésimo cargamento de inmigrantes, obviamente para llevarlos a Italia", reiteró Salvini.

"Asociación alemana, nave holandesa, Malta que no se mueve, Francia que rechaza, Europa a la que no le importa. Basta. Salvar vidas es un deber, convertir a Italia en un enorme campo de refugiados no”, añadió.