La tercera visitadora general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Ruth Villanueva, aseveró que cualquier dependencia a algún estupefaciente que presentan los internos en los centros penitenciarios del país debe atenderse por abogados y especialistas en ciencias de la conducta o del comportamiento, con una perspectiva de derechos humanos.

Al presentar el libro “Un modelo de atención y tratamiento para las personas con farmacodependencia en prisión: Bases para mejorar el manejo y la prevención de adicciones”, resaltó que las personas privadas de la libertad con esta problemática deben ser atendidas con un modelo de prevención o de tratamiento en su caso.

De acuerdo con un comunicado, propuso actividades culturales, como teatro, pintura y música, y deportivas, como ya ocurre en el Centro Estatal de Readaptación Social (Cereso) de Atlacholoaya, en Morelos.

Villanueva Castilleja refirió que algunas personas adictas en prisión han señalado que ante la dependencia a las drogas, el arte o el deporte han sido la opción, en virtud del bienestar que esto les representa, por lo que la CNDH difunde herramientas para su tratamiento, así como los criterios de Naciones Unidas y la normatividad, tanto nacional como internacional.

En las instalaciones del Centro Nacional de Derechos Humanos (Cenadeh), indicó que en el sistema penitenciario nacional se debe lograr la reinserción social con base en el respeto de los derechos humanos de las personas que se encuentran privadas de la libertad.

En su oportunidad, el doctor Elías Huerta Psihas, presidente de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho, señaló que el libro es una guía para los funcionarios penitenciarios, así como para todos aquellos interesados en esta temática, para enfrentarla de la mejor forma, de conformidad con los estándares internacionales.

A su vez, la doctora Elia Quiterio Montiel, presidenta de la Sociedad Mexicana de Criminología, indicó que los centros penitenciarios deben hacer diagnósticos integrales de las personas farmacodependientes que lleven a la restitución de su salud física y mental.

Así como establecer campañas con enfoque preventivo y curativo, tratamiento y rehabilitación con respeto a los derechos humanos.

El libro “Un modelo de atención y tratamiento para las personas con farmacodependencia en prisión: Bases para mejorar el manejo y la prevención de adicciones” puede ser consultado en la Biblioteca del Centro Nacional de Derechos Humanos, así como en la página www.cndh.org.mx.