El Grupo de los Siete (G-7) países más industrializados emitió hoy aquí una declaración final en la que se pronunció en contra del proteccionismo, respaldó las normas de la OMC y abogó por un sistema de comercio internacional basado en normas.

Al concluir dos días de debate entre los líderes de Canadá, Estados Unidos, Alemania, Japón, Reino Unido, Francia e Italia, en el que predominó el tema de la guerra comercial iniciada por Donald Trump, el anfitrión Justin Trudeau destacó que la declaración final fue firmada por todos los miembros.

“Estoy feliz de anunciar que tenemos un comunicado conjunto firmado por todos los siete países”, indicó el primer ministro canadiense.

Posteriormente, se dio a conocer la declaración final de la cumbre del G-7, que incluye los cinco puntos generales de la agenda (comercio, los empleos del futuro, igualdad de género, seguridad y cambio climático).

En el texto, los líderes del bloque abogan por un “comercio e inversión libres, justos y mutuamente beneficiosos".

Asimismo, respaldaron las conclusiones sobre el comercio de la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20) de Hamburgo, Alemania, en particular, un sistema de comercio internacional basado en normas y contra el proteccionismo.

El documento reconoce además a la Organización Mundial de Comercio (OMC) como el órgano que establece las normas comerciales internacionales.

“Tomamos nota de la importancia de que los acuerdos bilaterales, regionales y multilaterales sean abiertos, transparentes, inclusivos y compatibles con las normas de la OMC, y nos comprometemos a trabajar para garantizar que complementen los acuerdos comerciales multilaterales”, añadió la declaración.

Los líderes del G-7 se comprometieron también a “modernizar” la OMC para que sea “más justa lo antes posible”.

En respuesta a lo planteado esta mañana por el presidente estadunidense Donald Trump respecto a un comercio internacional sin barreras comerciales, los líderes del bloque se comprometieron a “reducir las barreras arancelarias, las barreras no arancelarias y los subsidios”.

Se pronuciaron a favor de que este año comiencen las negociaciones para desarrollar normas internacionales “más estrictas” contra "los subsidios industriales" que distorsionan el mercado y las "acciones que distorsionan el comercio" por parte de empresas estatales.

"Hacemos un llamado al Grupo de Trabajo Internacional sobre Créditos a la Exportación para que desarrolle un nuevo conjunto de directrices para los créditos a la exportación respaldados por el gobierno, tan pronto como sea posible en 2019”, añadió la declaración.

Respecto al tema de Rusia, el G-7 le pidió a ese país que "cese su comportamiento desestabilizador, el debilitamiento de los sistemas democráticos y su apoyo al régimen sirio".

En su declaración final, los miembros del bloque se comprometieron además a aplicar medidas contra "elementos extranjeros que quieren socavar nuestras sociedades democráticas e instituciones, nuestros procesos electorales, nuestra soberanía y nuestra seguridad".

En el caso de Corea del Norte, el G-7 demandó al régimen de Pyongyang "el desmantelamiento completo, verificable e irreversible de todas sus armas de destrucción masiva y misiles balísticos".

Además, el bloque manifestó su preocupación "por la falta de respeto de los derechos humanos y de los principios democráticos básicos en Venezuela, así como la descontrolada crisis económica y sus repercusiones humanitarias".

Al cierre de la cumbre, Canadá le dio la bienvenida a Francia como presidente del G-7 para 2019.