La organización civil Ángeles de la Frontera colaboró con World Vision en la Caminata Huellas de la Ternura, que culminó con una misa binacional celebrada en el jardín de la Amistad de Playas de Tijuana.

El fundador y dirigente de Ángeles de la Frontera, Enrique Morones Careaga, informó que el objetivo de esta celebración es sensibilizar acerca de las tragedias y la crisis migratoria que enfrenta a la región entre México y Estados Unidos.

Morones Careaga explicó que los obispos católicos de San Diego y Tijuana, Robert W. McElroy y Francisco Moreno Barrón, respectivamente, fueron los encargados de celebrar la homilía en ambos lados de la frontera en el Parque de la Amistad de Playas de Tijuana.

Resaltó que el interés fundamental de estas acciones es sensibilizar alrededor del maltrato a los migrantes y la separación de las familias, administradas desde el gobierno de Estados Unidos, encabezado por el presidente Donald Trump.

Comentó que esa política antiinmigrante amenaza a los padres de que serán separados de sus hijos si intentan cruzar, e incluso en la separación hay menores que se han extraviado, lo que representa una importante violación de los derechos humanos.

"Es muy importante dar la luz a este tipo de actividades para que la gente sepa lo que está pasando que todos tomemos acción, por eso me da mucho gusto que lo estén haciendo", expresó Morones Careaga.

A nombre de Ángeles de la Frontera, dijo, la Caminata Huellas de la Ternura que organizó World Vision y otros organismos, donaron una cruz como pieza artística confeccionada por una mujer “dreamer”, así como un papalote entregado por una familia migrante.

Anotó que organizaciones religiosas, como la Iglesia católica, son fundamentales para abrir un sentido de conciencia social entre las comunidades, que ya han comenzado una lucha legal en contra del gobierno estadunidense, por sus acciones anti inmigrantes.

"Son miles de niños que están separados de sus familias y perdidos en el sistema, los papás preguntan por sus hijos, y además los están amenazando para que no crucen, una violación total de derechos humanos", mencionó.