La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) acreditó la participación de Ángel Bastida Aguilar en el delito de secuestro de dos personas, por lo que un juez del Distrito de Texcoco lo condenó a 120 años de prisión.

Los elementos de prueba recabados y aportados por el Ministerio Público fueron determinantes para que la autoridad judicial dictara esta sentencia condenatoria para Bastida Aguilar, a quien se le atribuye un secuestro registrado en marzo de 2017.

En ese entonces, dos personas del sexo femenino fueron sometidas en el interior de un vehículo en que viajaban en la colonia Emiliano Zapata, en Chicoloapan, por cuatro personas, entre ellas el acusado.

Posteriormente fueron trasladadas a un domicilio en Chimalhuacán, donde se realizaron llamadas a sus familiares exigiendo una cantidad de dinero por su integridad física.

​Después de diversas labores de inteligencia y un operativo, los elementos de la Fiscalía estatal identificaron y detuvieron al sentenciado.

​Este sujeto fue detenido y presentado ante el Ministerio Público, el cual inició la carpeta de investigación respectiva por este ilícito, y luego lo remitió ante un juez en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Texcoco, autoridad que le dictó esta condena por secuestro con las agravantes de haberse cometido por un grupo de dos o más personas.

​Las sanciones a las que se hizo acreedor el imputado son: pena privativa de libertad de 60 años de manera individual por cada una de las víctimas, es decir, 120 años, una multa por 400 mil pesos y 72 mil 800 pesos para la reparación del daño material a favor de los ofendidos.