Atacante de Lieja actuó conforme aconseja el grupo Estado Islámico

El hombre que asesinó a tres personas este martes en la ciudad belga de Lieja actuó conforme el modo operatorio aconsejado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) a sus seguidores, afirmó hoy...

El hombre que asesinó a tres personas este martes en la ciudad belga de Lieja actuó conforme el modo operatorio aconsejado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) a sus seguidores, afirmó hoy aquí la Fiscalía Federal.

En esa constatación se basa el organismo para calificar el crimen como “asesinato terrorista” e “intento de asesinato terrorista”, explicó en rueda de prensa la juez federal belga Wenke Roggen.

“Los primeros elementos de la investigación indican que podría tratarse de un ataque terrorista. Entre ellos se incluye el modo operatorio al que el EI llama con frecuencia en sus mensajes de video en Internet: atacar policías con un cuchillo y enseguida robarles sus armas”, detalló.

Otro punto que conduce los investigadores hacia la pista terrorista es el hecho de que el atacante, un belga de 31 años de edad identificado como Benjamin Herman, haya gritado “Allah Akhbar” (Dios es grande, en árabe)  varias veces durante el tiroteo.

Asimismo, informes de la Policía de Lieja de 2016 y principios de 2017 afirman que Herman tenía contacto con personas radicalizadas, aunque esas informaciones no han sido confirmadas desde entonces.

“Por el momento tenemos razones suficientes para abrir una investigación basada en acto terrorista, pero no sacamos ninguna conclusión. La investigación mostrará, esperamos, cuáles fueron exactamente sus motivaciones para cometer estos actos terribles”, dijo el portavoz del Ministerio Público, Eric Van Der Sypt.

Los investigadores se concentran actualmente en saber si el asesino actuó solo y si estaba bajo influencia de alguna sustancia ilícita.

Herman siguió a dos mujeres policía y les apuñaló repetidas veces por la espalda, antes de robar sus armas y dispararles cuando estaban tendidas en el suelo.

Enseguida, entró en un café, donde no encontró a nadie, ya que los presentes se habían refugiado.

Al cruzar la calle, mató a tiros un hombre de 22 años que estaba sentado en un coche, al lado de su madre. El autor del crimen fue abatido por la policía luego de entrar en una escuela secundaria y tomar a una mujer rehén.

El episodio ocurrió a las 10:30 hora local (09:30 GMT), en una concurrida avenida del centro de Lieja, a unos 100 kilómetros al sureste de Bruselas.

Detenido por robo y tráfico de drogas, el asesino disfrutaba de una licencia penitenciaria y tendría que volver a su celda en la noche del martes. Una investigación paralela trata de confirmar si Herman está también detrás del asesinato de un toxicómano en la localidad de On perpetrado en la noche del lunes para martes.