Corte de EUA autoriza restringir recetar píldoras abortivas en Arkansas

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó hoy una apelación que pretendía frenar la entrada en vigor de una ley estatal de Arkansas que impone restricciones a la forma de cómo se recetan...

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó hoy una apelación que pretendía frenar la entrada en vigor de una ley estatal de Arkansas que impone restricciones a la forma de cómo se recetan las píldoras abortivas, lo que da luz verde para su entrada en vigor.

Los magistrados del máximo tribunal judicial rechazaron este martes, sin emitir comentario, una apelación de la organización de servicios de salud Planned Parenthood en Arkansas que solicitó revisar un fallo de la corte de apelaciones y restituir una orden de una corte inferior que había impedido que la ley entrara en vigencia.

La ley, promulgada en 2015, exige que los médicos que recetan las píldoras tengan contratos con médicos que tengan privilegios de admisión en un hospital del estado.

Las clínicas que otorgan servicios de aborto en Arkansas dijeron que no pudieron encontrar ningún médico dispuesto a firmar dichos contratos.

Planned Parenthood dijo que cómo consecuencia de la decisión de la Suprema Corte, por el momento, dejaría de proporcionar abortos con medicamentos en el estado.

"Arkansas es vergonzosamente responsable de ser el primer estado en prohibir el aborto con medicamentos", lamentó en un comunicado Dawn Laguens, vicepresidenta ejecutiva del grupo.

"Esta peligrosa ley termina inmediatamente el acceso a un aborto seguro y legal (...) en un centro de salud en el estado", indicó.

En 2016, a petición de Planned Parenthood, una jueza federal en Little Rock, bloqueó la ley de Arkansas, bajo el argumento de que sus beneficios médicos eran pocos en el mejor de los casos y se veían superados por las cargas que imponía.

Pero un panel unánime de tres jueces de la Corte Federal Apelaciones del Octavo Circuito, en St. Louis, anuló esa decisión, diciendo que la juez no había especificado cuántas mujeres se verían afectadas.

La Corte de Apelaciones suspendió su decisión mientras los demandantes buscaban la revisión de la Suprema Corte.

Arkansas tiene en la actualidad tres clínicas de aborto. Una, en Little Rock, ofrece medicamentos y abortos quirúrgicos. Las otras dos, en Little Rock y Fayetteville, ofrecen solo abortos con medicamentos.

En su apelación a la Suprema Corte, Planned Parenthood dijo que contactó a cada médico calificado que podría identificar y que ninguno de ellos estaba dispuesto a celebrar el contrato requerido por la ley.