La candidata a la alcaldía de Miguel Hidalgo por la coalición Por la Ciudad de México al Frente, Margarita Martínez Fisher, acusó a los morenistas César Cravioto y Víctor Hugo Romo de campaña negra y rechazó que tenga algo qué ver en malos manejos del seguro de desempleo que brinda el gobierno capitalino.

En un pronunciamiento de cuatro puntos, precisó que el seguro de desempleo era operado hasta el 15 de mayo pasado por Amalia García, exsecretaria de Trabajo y Fomento al Empleo capitalina, quien renunció al cargo para sumarse al equipo de la aspirante al gobierno capitalino por la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum.

García Medina, refirió, es la representante de la corriente política denominada Foro Nuevo Sol, a la que Víctor Hugo Romo había pertenecido toda su vida hasta que emigró a Morena. 

Respecto a Ulises Labrador Hernández Magro, “fue relevado de la Dirección del Seguro de Desempleo por presuntos desvíos de recursos del Programa de Desempleo por lo que fue separado del cargo”.

De acuerdo con la aspirante de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, “estas dos personas estuvieron utilizando políticamente los programas del Seguro del Desempleo para su beneficio, el cual es de dos mil 400 pesos mensuales hasta por seis meses”, expuso.

Martínez Fisher aseguró que en el Gobierno de la Ciudad de México no existe un solo programa que ascienda a la cantidad de siete mil pesos como aseguraron en su conferencia de prensa, por lo que quienes deben de responder por los desvíos de recursos de dichos programas deben ser los ahora morenistas Amalia García y Ulises Labrador.

“Siempre me he caracterizado por ser una persona honesta,  transparente y con ética, y a lo largo de  mi carrera política siempre me he desempeñado de la misma manera”, aseguró. 

Los señalamientos hechos en su contra, sostuvo, parten de la desesperación de Morena ante la respuesta favorable de la ciudadanía a su campaña.