El candidato a la presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a dar un mayor impulso a las industrias petrolera y eléctrica.

Por ello, prometió que de ganar los comicios rehabilitaría la refinería de Minatitlán para que produzca a toda su capacidad, así como construir dos refinerías en Campeche y Tabasco.

En Minatitlán, Veracruz, expuso que con los trabajadores activos y jubilados se mejorarán las condiciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y habrá equipos de perforación.

Sostuvo que no traicionará al pueblo de México, porque tiene una ambición legítima: “quiero ser un buen presidente de México, y estoy tan seguro de que lo vamos a lograr que se va a notar desde el primer año el cambio por completo, ya me comprometí a someterme a la revocación del mandato a los tres años”.

El abanderado de los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social, aseguró que en caso de obtener  el triunfo en las elecciones del 1 de julio, construiría las bases de un México nuevo.

Este lunes, López Obrador acudirá a Zitácuaro, Michoacán, así como a San Felipe del Progreso y Atlacomulco, Estado de México.