Reconoce a restauradores muestra fotográfica en Uxmal

Un total de 41 fotografías conforman la muestra "Los héroes anónimos de la restauración", que documenta el quehacer de unos 80 hombres y mujeres en la restauración del basamento noreste del Palacio...

Un total de 41 fotografías conforman la muestra "Los héroes anónimos de la restauración", que documenta el quehacer de unos 80 hombres y mujeres en la restauración del basamento noreste del Palacio del Gobernador en ese sitio arqueológico maya.

El director de esta zona arqueológica, José Huchim Herrera, destacó que de julio a noviembre de 2014 se logró restaurar un tercio de la base superior de la pirámide conocida como el Palacio del Gobernador, tareas en las que se logró comprobar que esta edificación se encuentra sobre una más pequeña que fue enterrada.

Se habla, expuso, de una edificación que corresponde al estilo conocido como el Puuc Mosaico o Uxmal tardío que oscila entre 9500 y año 1000 después de Cristo y que se caracteriza por una decoración muy rica en su parte más alta.

Indicó que esta es la primera de cinco fases de intervención de la estructura, la cual debió iniciar su construcción en el Puuc temprano, es decir del 750 antes de Cristo y que se sabe fue enterrada una pirámide más pequeña sobre la cual se construyó la actual que es visible.

Señaló que la muestra, además de mostrar el trabajo de los albañiles "ruineros", también permite observar cómo ha logrado dominar el proceso de utilización del mortero, esto es el empleo de la cal química a la que se suman adhesivos vegetales y tras tres días de permanecer remojada está lista para emplearse.

Lo que estos hombre hicieron, abundó, es consolidar una intervención del edificio realizado hace 50 años, y con estas tareas que se han realizado se espera que se vuelva intervenir el edificio en un plazo de 70 a 80 años.

"Lo que hemos hecho, y que mostramos en la exposición que estará abierta al público a partir del próximo día 7, es el trabajo de capacitación que hemos logrado durante 20 años con albañiles de las comunidades de San Simón, Santa Elena y Muna y que nos han dado resultados extraordinarios en las tareas de restauración", destacó.

La fotografías muestran el trabajo cotidiano de estos hombres que luego de haber sembrado la milpa y están a la espera de la producción del maíz trabajan en la atención de los sitios mayas de la Ruta Puuc, cuya labor termina casi siempre cuando inicia la cosecha.

Cuando existen recursos para esta tareas no sólo se emplea a los hombres sino también a la mujeres, quienes son la encargadas de deshierbar y mantener limpio del sitio, mientras que con las y los más jóvenes se realizan tareas de capacitación orientadas a que reconozcan y cuiden este patrimonio.

"Estos jóvenes en temporadas altas o vacacionales nos ayudan a custodiar la zona y una vez que ha concluido este periodo rentamos un vehículo para estos voluntarios y nos vamos a sitios como Chichén Itzá, la playa u otras regiones del estado.

Ello "para que los conozcan y tomen una conciencia aún mayor de la importancia de cuidar el patrimonio", agregó.

Recordó que la intervención del Palacio del Gobernador es un proyecto interdisciplinario donde se coordinan diversas instancias, como universidades y especialistas en arqueología, arquitectura e ingeniería, pero sobre todo gente de las comunidades aledañas que buscan conservar su patrimonio.

Son en realidad estos hombres y también las mujeres de estas poblaciones los verdaderos héroes de la intervención, quienes han tenido que sufrir las inclemencias del tiempo, primero el intenso sol y luego las lluvias, pese a ello han logrado cumplir con la atención del edificio maya.

Confió que existan recursos para 2016 que permitan restaurar la esquina suroeste del sitio, a fin de mostrar su esplendor, siendo la segunda de cinco fases de intervención del edificio.

En intervenciones subsecuentes, apuntó, lo que se espera no es sólo comprobar que existe un basamento menor debajo del edificio que se ve, sino además comprobar que arcos mayas que se evidencian al frente del edificio tenían una salida del otro lado, aunque sin abrirlos para evitar algún daño estructural al inmueble.

La muestra contiene, además de fotografías con rostros de esfuerzo, dolor, cansancio, compañerismo, entre otros, de decenas de trabajadores para intervenir la estructura, una seis fotografías de la intervención del sitio 50 años antes.

Además el diseño tridimensional de edificio maya donde se sustenta la hipótesis de encontrarse sobre el templo una pirámide menor -práctica arquitectónica común de los mayas-; también se define la ubicación y utilización de dos arcos falsos que cruzarían el edificio.