El gobierno de China aún no ha encontrado una explicación a la denuncia de un empleado del gobierno estadunidense de haber sufrido “extrañas sensaciones acústicas de presión”, señaló el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lu Kang.

Este incidente en la ciudad sureña de Guangzhou recordó las experiencias de diplomáticos estadunidenses afectados por semejantes síntomas en Cuba, que aún no han sido explicados.

Parece “un ataque sónico”, apuntó el secretario de Estado, Mike Pompeo, durante una comparecencia ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos en Washington.

“Los síntomas médicos son muy similares, y completamente acordes con los síntomas médicos que presentaban los estadunidenses que trabajaban en Cuba”. Según Pompeo, equipos médicos se encuentran ya en camino hacia Cantón.

"China ya está llevando a cabo una investigación cuidadosa, y ya hemos dado retroalimentación preliminar a Estados Unidos", indicó Lu durante una conferencia de prensa.

"En este punto, aún no hemos encontrado ninguna razón o pista que conduzca a la situación descrita por Estados Unidos", dijo Lu, y agregó que China se adhiere a la Convención de Viena sobre la protección de diplomáticos extranjeros.

El vocero confirmó que el Departamento de Estado envió un equipo médico a Guangzhou, donde un trabajador del gobierno estadunidense informó de "sutiles y vagas, pero anormales, sensaciones de sonido y presión".

De acuerdo con el gobierno estadunidense, sólo conoce a un empleado que se ha visto afectado y que no ha habido informes de ciudadanos estadunidenses que experimenten el fenómeno.

La portavoz del departamento, Heather Nauert, reportó que el empleado estadunidense había mostrado hallazgos clínicos similares a los pacientes con lesión cerebral traumática leve , conocida comúnmente como conmoción cerebral.

El trabajador, que fue enviado a Estados Unidos para realizar pruebas adicionales, experimentó "una variedad de síntomas" desde finales de 2017 hasta abril.

El periódico estatal chino Global Times manifestó este jueves en un editorial que la investigación sobre la condición del empleado del gobierno de Estados Unidos debería ser "objetiva".

El periódico consideró que era "inapropiado" que Estados Unidos conectara el incidente con lo que los diplomáticos estadunidenses sufrieron en Cuba.

"Es completamente impensable que haya ataques médicos lanzados contra extranjeros, particularmente diplomáticos, en China", sostuvo Global Times.

"Un ataque sónico requiere especialmente una imaginación excepcional", dijo el comentario, preguntando: "¿Qué tipo de 'beneficio' haría que valga la pena que China asuma ese riesgo?", añadió

Estados Unidos ya vivió un caso similar, en Cuba, que no ha podido esclarecer aún pese a distintas investigaciones. Hace un año y medio, Washington tuvo constancia de posibles ataques no identificados a 24 de sus empleados y familiares de estos en la isla.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, quien se reunió el miércoles con Pompeo en Washington y luego se dirigió a una conferencia de prensa conjunta, dijo que China no ha encontrado ninguna organización o individuo responsable de "tal influencia sónica".