Inviable la propuesta de López Obrador, advierte Demetrio Sodi

La propuesta del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, es inviable porque no es posible financiar el desarrollo con lo que se ahorre si dejan de...

La propuesta del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, es inviable porque no es posible financiar el desarrollo con lo que se ahorre si dejan de producirse actos de corrupción, aseguró el economista Demetrio Sodi de la Tijera.

El exlegislador y exdelegado en Miguel Hidalgo presentó su libro “La República Amorosa de Andrés Manuel López Obrador”, editado por Porrúa, en el Jockey Club del Hipódromo de las Américas, y señaló que aun suponiendo que la corrupción desaparece automáticamente el dinero involucrado en ella no estará disponible para las autoridades.

En consecuencia, el proyecto es sencillamente inviable, pues implica disminuir de manera dramática no sólo el salario de los funcionarios públicos, sino también el número de ellos.

En proyecciones económicas consignadas en este nuevo texto se demuestra que se tendrían que despedir hasta 75 por ciento de los subdirectores y directores en distintas dependencias, lo que equivale a desmantelar el gobierno.

A su vez Ricardo Pascoe Pierce, exembajador de México en Cuba, señaló que este es un esfuerzo de análisis sistemático elaborado por un economista y político, que no se realizó con el hígado, sino con la cabeza.

Definió al libro como un texto “indispensable para el contexto actual” y afirmó que es muy importante tener la información a tiempo, antes de tomar una decisión en las urnas.

Lamentó que el círculo de intelectuales que rodea al tabasqueño se haya convertido en totalmente acrítico, porque ese puede ser el origen del totalitarismo.

Para comentar el libro también estuvo el candidato del Partido Humanista a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Marco Rascón, quien explicó cómo se gestaron sus diferencias con Andrés Manuel López Obrador.

Recordó que el movimiento que aquel organizó a finales de los años 90 bajo el nombre de “Éxodo por la democracia” en realidad entrañaba la idea bíblica de que él mismo era Moisés, quien venía a liberar a su pueblo de la esclavitud para llevarlo al Egipto prometido.

Señaló que el presidencialismo de otra época ya no funciona hoy, y por eso será difícil poner en marcha las ideas de cualquier candidato; incluso se preguntó retóricamente si no “nos estaremos preparando para votar por el futuro arrepentimiento”.