Debido al incremento del oleaje ocasionado por el fenómeno de mar de fondo, la Secretaría de Protección Civil en el estado, informó que en las playas de Acapulco más de 80 enramadas y palapas han sido derribadas.

El titular de la dependencia estatal, Marco César Mayares Salvador informó que el fuerte oleaje también ha generado la introducción de arena en algunos restaurantes y sepultado palapas y toldos.

Dijo que además que el oleaje elevado ha mojado mobiliario de restaurantes y algunos han sido retirados de la franja de arena por seguridad.

Comentó que se mantiene la alerta de 96 horas y se ha intensificado la vigilancia en las playas de la zona de Acapulco, Costa Grande y Costa Chica con el apoyo de personal salvavidas.

A su vez, el coordinador de Protección Civil municipal y bomberos, Sabás Arturo de la Rosa Camacho informó en entrevista con Notimex, que se mantiene la restricción de embarque y desembarque en el muelle de Caleta y Caletilla así como en la Isla de la Roqueta con el fin de prevenir cualquier tipo de accidentes.

Dijo que ante el alto oleaje se mantiene la vigilancia con las embarcaciones de Fondo de Cristal, que realizan paseos por la bahía de caleta hacia la isla de la Roqueta y trasladan a turistas.

El funcionario municipal, dijo que personal salvavidas en playas el Morro, Condesa e Icacos le informan a los bañistas que no se introduzcan al mar debido a que el oleaje es muy alto y pueden ser arrastrados por la fuerte corriente.