El Congreso de los Diputados aprobó hoy los Presupuestos Generales del Estado de 2018, a pesar de que el partido gobernante tiene minoría en la cámara y gracias al apoyo de los nacionalistas vascos, que al final de la negociación otorgaron su respaldo.

El gobernante Partido Popular (PP), Ciudadanos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), la Coalición Canaria, Nueva Canarias, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias dieron los 176 votos a favor, con lo que el paquete económico pasa al Senado donde el PP tiene mayoría absoluta.

El Partido Socialista Obrero Español, la coalición izquierdista Unidos Podemos, Esquerra Republicana de Cataluña, el Partido de los Demócratas Catalanes, la valenciana Compromís y los independentistas vascos de EH Bildu emitieron los 171 votos en contra.

El PP tiene en la actual legislatura 134 diputados (de los 350 de la cámara), por lo que por segundo año consecutivo logra los apoyos de otros partidos políticos para aprobar el paquete económico, a pesar de meses de retraso.

Con esta aprobación, el presidente del gobierno español Mariano Rajoy asegura acabar la legislatura para 2020, a pesar de encabezar un Ejecutivo en minoría, ya que si en 2019 y el siguiente año no cuenta con apoyos suficientes puede prolongar el paquete económico aprobado este miércoles.

Los nacionalistas vascos fueron una de las razones por las que los Presupuestos se aprobaran con meses de retraso (debió ser en otoño), ya que argumentaron que mientras el gobierno español tuviera intervenida a Cataluña (mediante el artículo 155 Constitucional) no apoyarían a Rajoy.

Sin embargo, en las últimas semanas se han concretado negociaciones entre los gobiernos español y vasco para mejorar el paquete económico que corresponde al País Vasco, lo que incidió en su cambio de posición.

En contraparte, los grupos políticos de oposición, principalmente de izquierda, no han sabido articular una propuesta que les permita sumar en contra de Rajoy a grupos como los canarios o al propio PNV.

La aprobación total de los Presupuestos se prevé para junio próximo, sin dificultades en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Con la entrada en vigor de los Presupuestos, el gobierno español actualizará la política fiscal y los ramos de egresos, principalmente con el aumento de las pensiones propuesto por el gobierno.

En abril pasado, el gobierno español informó a la Comisión Europea (CE) del contenido de los Presupuestos, que recibieron el visto bueno del Ejecutivo comunitario en cuanto a objetivos macroeconómicos, fiscales, de gasto y deuda, aunque con observaciones al déficit público.