El concejo de la ciudad estadunidense de Carlsbad se sumó a la rebelión contra la ley santuario en California, al anunciar que respaldará a la demanda del presidente estadunidense Donald Trump en contra de esa disposición, que protege a los inmigrantes.

El Concejo Municipal de Carlsbad votó el lunes para apoyar la demanda de la Administración Trump contra el estado, con lo que la ciudad es la tercera jurisdicción californiana que respalda la demanda, junto con Escondido y el condado de San Diego.

Carlsbad también formalizará su apoyo en una resolución a ser votada en su próxima reunión y emitirá un escrito amicus curiae o "amigo de la corte" para unirse a la demanda del gobierno federal.

La ciudad indicó que el voto no tendrá un efecto inmediato, y el jefe de la policía de Carlsbad, Neil Gallucci, dijo que la policía local continuará operando "de acuerdo con la ley y no tiene una posición formal en asuntos de la ciudad santuario".

La Policía de Carlsbad actualizó su manual de políticas en mayo para reflejar las tres leyes estatales.

A principios de este año California aprobó una serie de leyes destinadas a agregar protecciones para inmigrantes indocumentados de las autoridades federales de inmigración: las AB 450, AB 103 y SB 54, lo que impide que las autoridades locales ayuden a las autoridades federales a aplicar las leyes federales de inmigración.

National City, Chula Vista y la ciudad de San Diego votaron a favor de las citadas leyes de California, junto con otras 20 ciudades en todo el estado. California es uno de los siete estados que se han declarado "estados santuarios", según el Centro de Estudios de Inmigración.

El presidente Trump ha dicho que tiene la intención de bloquear fondos federales para cualquier estado o ciudad que opere en contra de las leyes federales de inmigración.