El gobernador de Texas, Greg Abbott, encabezó hoy en el Capitolio Estatal la primera de tres mesas redondas sobre posibles soluciones a la violencia armada, tras el tiroteo del pasado viernes en una escuela preparatoria del sureste de la entidad que causó la muerte de 10 personas y lesiones a 13.

El gobernador, férreo defensor del derecho a la posesión de armas garantizado en la Segunda Enmienda constitucional, convocó la víspera a una serie de tres mesas redondas a efectuarse este martes, miércoles y jueves, para generar soluciones que mejoren la seguridad en las escuelas de Texas.

Abbott dijo que quería la opinión de una amplia gama de expertos, incluidos aquellos con ideas contradictorias.

"Cada vez que hay un tiroteo, todos quieren hablar sobre cuál es el problema. Bueno, por saber, sabemos cuál es el problema. El problema es que personas inocentes reciben disparos, y eso debe ser detenido ", dijo Abbott.

"Ya sea que seas republicano o demócrata, ya sea que estés a favor de las armas o creas en más regulación de armas, la realidad es que todos queremos que las armas no caigan en manos de aquellos que intentarán asesinar a nuestros niños”, dijo Abbott.

“La pregunta es, ¿qué vamos a hacer, los líderes de Texas, para evitar que esto vuelva a suceder? ". La búsqueda de respuestas, agregó, comenzará con escuchar las ideas de los expertos en las mesas redondas.

Después de las palabras de apertura de Abbott, los periodistas fueron sacados de la sala de reuniones para que pudiera tener lugar una discusión más abierta de los temas, de acuerdo con el personal de la oficina del gobernador.

Abbott dijo que la mesa redonda de este martes, la primera de las tres programadas, se centró en la seguridad escolar y contó con funcionarios de educación, corporaciones de policía, líderes del Senado y de la Cámara de ambos partidos, y expertos en seguridad escolar y evaluación de amenazas.

La mesa redonda del miércoles incluirá defensores de los derechos de armas y aquellos que están a favor de una regulación más estricta de las armas de fuego. Expertos en salud mental, violencia escolar, redes sociales y otras áreas también participarán.

El jueves, Abbott escuchará a las víctimas de los tiroteos en las escuelas y en la iglesia en Sutherland Springs. "Queremos saber directamente, de primera mano de estas personas que son víctimas, qué es lo que desean en forma de soluciones por parte del estado de Texas", dijo Abbott.