Durante marzo pasado, la producción de autobuses alcanzó 14 mil 459 unidades, un incremento de 23 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, destacó la Asociación Nacional de Productores, Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Por el contrario, los segmentos de camiones, chasis, pasaje y autobuses foráneos presentaron disminuciones de 14.2, 6.6 y 62.2 por ciento, respectivamente.

El aumento en la producción estuvo impulsado, en gran parte, por la fabricación de tractocamiones quinta rueda, que incrementó 63.8 por ciento.

El organismo refirió en un comunicado que en marzo se exportó un total de 12 mil 433 unidades, un incremento de 40.3 por ciento en relación con marzo de 2017.

Dicho aumento estuvo impulsado por la exportación de ocho mil 694 tractocamiones quinta rueda, que comparado con las cuatro mil 498 unidades exportadas durante el mismo mes del año pasado representa un incremento de 93.3 por ciento respecto al año anterior.

En lo que respecta a las cifras acumuladas durante el primer trimestre del año, la producción de unidades registró un total de 36 mil 422 unidades, cinco mil 226 unidades más respecto al primer trimestre de 2017.

Sin embargo, esta cifra representa 13 mil 788 unidades menos o 27.5 por ciento respecto al primer trimestre de 2015, el mejor año de la industria.

En cuanto a las exportaciones acumuladas, éstas incrementaron 33.6 por ciento, al alcanzar un total de 31 mil 320 unidades en comparación con 2017. Sin embargo, si se compara con 2015, es una disminución de 27.2 por ciento o 13 mil 788 unidades.

El presidente ejecutivo de ANPACT, Miguel Elizalde, dijo al respecto: “La producción de vehículos pesados durante el primer trimestre de 2018 aún se encuentra 27.5 por ciento por debajo de lo alcanzado durante el año récord (2015), mientras que la exportación se encuentra 27.2 por ciento por debajo de lo exportado durante el mismo año.

“Por lo que existe mucho espacio para crecer, y la mejor forma de hacerlo es incrementando la producción, potenciando el mercado interno con incentivos fiscales verdes”, sostuvo.

Elizalde recordó que la industria de autotransporte mueve en México 96 por ciento de las personas y 56 por ciento de los bienes y servicios, "lo cual nos convierte en un elemento clave de la cadena logística, la movilidad y el turismo".

Precisó que el desempeño de la industria productora de vehículos pesados es vital para la economía nacional, por lo cual hay que incentivar que las unidades que circulen en la carreteras y caminos de México sean lo más modernas posibles.