Diplomacia parlamentaria refuerza vocación multilateral de México

La diplomacia parlamentaria en México ha adquirido una importancia sin precedentes que, más allá de lo convencional, constituye un mecanismo de articulación de proyectos y discusiones que trascienden...

La diplomacia parlamentaria en México ha adquirido una importancia sin precedentes que, más allá de lo convencional, constituye un mecanismo de articulación de proyectos y discusiones que trascienden el ámbito del gobierno y se inserta en un esfuerzo de Estado, señaló la senadora Laura Angélica Rojas.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Organismos Internacionales participó en la presentación del libro "México y el Multilateralismo del Siglo XXI, Reflexiones a los 70 años de la ONU", en el marco de la Feria Internacional del Libro.

La edición está coeditada por el Senado y en ella Rojas Hernández colaboró con el capítulo "La Diplomacia Parlamentaria: oportunidades y espacios de influencia para la agenda multilateral de México".

Subrayó que en el caso de la diplomacia parlamentaria mexicana su participación a lo largo de la historia ha contribuido en foros y mecanismos internacionales para hacer avanzar temas torales de la agenda multilateral de México.

Entre los temas que el Senado ha impulsado en los distintos foros internacionales destacó el del desarme, la no proliferación de armas nucleares, el medio ambiente, los Objetivos de Desarrollo POST2015, el empoderamiento de las mujeres, los temas asociados al tema de drogas, el parlamento abierto y los derechos de los niños, entre otros.

La legisladora por el Partido Acción Nacional (PAN) expuso que esa participación de los parlamentarios contribuye a que un tema fuera de la agenda legislativa se incorpore y facilite la adopción de una declaración final.

Asimismo, a que se socialicen los contenidos de un instrumento internacional, obteniendo importantes apoyos internos o se propicie un intercambio de experiencias útiles entre los parlamentarios de otros países para la implementación legislativa.

Un ejemplo muy concreto, expuso, fue el activismo generado en los foros celebrados en torno a la negociación, adopción e implementación del Tratado de Comercio de Armas (TCA), en el que México fue líder en el tema.

Explicó que los legisladores mexicanos han acudido a parlamentos de la región como el de Argentina o el de Chile y participado en seminarios organizados en la Unión Interparlamentaria así como en otros foros, para exhortar a los legisladores a que pidan a sus gobiernos que no hayan ratificado el TCA, lo hagan.

También han participado en talleres sobre cómo realizar la armonización legislativa en cada país para poder del propio tratado.

Rojas Hernández reconoció que los legisladores tienen mucho que mejorar en su desempeño como nuevos actores de las relaciones internacionales y de la política exterior de México.

Aseveró que, no obstante, la vocación multilateral de México encuentra en la diplomacia parlamentaria una herramienta esencial.

En ese sentido comentó que en los temas que el gobierno mexicano ha impulsado en foros internacionales ha recibido un acompañamiento legislativo importante.

Subrayó que ese acompañamiento es necesario "en tiempos como los actuales en que urge armonizar los tratados internacionales con las disposiciones internas, proveer de recursos suficientes a las políticas públicas que se derivan de esos compromisos y ejercer cada vez con más eficacia y profesionalismo en nuestras facultades de control".