La producción agrícola oaxaqueña se ha colocado en el ranking nacional con el cultivo de 22 frutos y hortalizas, siendo la papaya, piña y limón por los que ocupa primero, segundo y tercer lugar nacional, respectivamente.

La fruticultura es una actividad que se desarrolla en más de 59 mil hectáreas del campo oaxaqueño, considerando 29 cultivos, destacó un comunicado oficial del gobierno del estado.

Cada año agrícola, se destinan alrededor de un millón 384 mil hectáreas de tierra para la agricultura, lo que sitúa a Oaxaca entre las entidades con más aportación agrícola al volumen nacional.

Es por ello que la Secretaría de Economía realiza diversas acciones para detonar el campo oaxaqueño, una de ellas es la Expo Feria Agroindustrial en San Pablo Huixtepec -que se inauguró el pasado 19 de mayo-, que fortalece e impulsa la comercialización de productos del campo.

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía, los Distritos de Desarrollo Rural de Tuxtepec y Costa aportan 58 por ciento del valor de la producción total del Estado, cosechando 18.4 millones de toneladas de frutas y hortalizas al año.

Las regiones oaxaqueñas con más actividad en este rubro son: la Cañada, con la producción de limón, mango, chicozapote, granadilla, pera, manzana y ciruela; el Papaloapan, plátano, piña, naranja, sandía, melón y toronja.

Asimismo, la Costa con limón, mango, tamarindo, plátano, coco, naranja y papaya; el Istmo, con limón, mango, tamarindo, coco, piña, naranja, sandía y melón.

En tranto que la Sierra Sur con mango, aguacate, plátano, durazno, naranja y papaya, que en conjunto suman más de 90 por ciento de la actividad frutícola del estado.

Las otras regiones como la Sierra Norte, los Valles Centrales y la Mixteca son superficies aptas para el cultivo de aguacate, nopal tunero, manzana, durazno, nogal y granada roja, sin embargo, sólo se practica en traspatios o pequeñas parcelas semi-comerciales, apuntó.

El comunicado añadió que, entre los productos agroalimentarios y agroindustriales de exportación se encuentra el mezcal, café y jugo de frutas, así como concentrados de limón y frutas frescas como el mango.