Propuesto hoy como primer ministro italiano, Giuseppe Conte, es un abogado y académico sin experiencia política, pero con un currículum que incluye especializaciones y cursos en algunas de las universidades más importantes del mundo.

De 54 años de edad, nacido en la sureña región de Puglia y residente en Roma, donde está al frente de un importante despacho legal, Conte era hasta este lunes prácticamente un desconocido para la mayoría de los italianos.

Fue propuesto al frente del gobierno por Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas (M5s), en acuerdo con Matteo Salvini, dirigente de la Liga del Norte, las dos fuerzas de tradición euroescéptica y antisistémica que ahora se aprestan a gobernar la octava economía del mundo.

Se espera que este martes Mattarella le encargue formalmente la formación de un gobierno en el que tendrá, según Di Maio y Salvini, la tarea de ser un “ejecutor” del programa acordado por ambos líderes políticos.

Separado y con un hijo de 10 años, Conte obtuvo en 1988 la licenciatura en Jurisprudencia en la Universidad La Sapienza de Roma y realizó maestrías o cursos de especialización en las universidades de Yale, Soborna, Viena y Nueva York.

Es también profesor en la Universidad de Florencia y en la Universidad Luiss de Roma, además de que formó parte del Consejo de Administración de la Agencia Espacial Italiana.

En 2013 el Parlamento lo designó como miembro del Consejo de Presidencia para la Justicia Administrativa, del que fue después vicepresidente.

Ese mismo año el M5S lo contactó por primera vez para proponerle formar parte del órgano de autogobierno de la justicia administrativa.

“Yo, por honestidad intelectual, les dije que no había votado por ellos y que ni siquiera era su simpatizante”, reveló recientemente.

Di Maio lo volvió a llamar de cara a las elecciones del pasado 4 de marzo, para proponerle formar parte de un eventual equipo de gobierno del M5S.

“El nombre que hemos presentado al presidente de la República es el de Giuseppe Conte, que además de ser un profesionista de altísimo perfil es una persona que viene de la periferia de este país”, declaró este lunes Di Maio.

Dijo que el primer ministro propuesto “es un duro, un hombre que se hizo a sí mismo, alguien que ha luchado por el rigor no solamente desde el punto de vista legal, sino también moral”.

Por su parte, Salvini aseguró que Conte “es un experto en simplificación, desburocratización y adelgazamiento de la máquina administrativa, lo que nos pidieron las empresas”.

Se espera que este martes Mattarella anuncie si acepta, de acuerdo a las prerrogativas que le confiere la Constitución, encargarle la formación del nuevo gobierno.

Para los expertos el presidente tiene poco margen de maniobra y a casi tres meses de las elecciones (en las que ninguna fuerza alcanzó la mayoría parlamentaria necesaria) y negociaciones interminables, sería difícil que rechazara el nombre de Conte.