Apoyan a adultos mayores abandonados en Reynosa

A sus 92 años, doña Lupita Álvarez es considerada por muchas personas como una mujer fuerte: sale todos los días de su "jacal" a buscar cómo ganarse el sustento diario, pues vive sola ya que...

A sus 92 años, doña Lupita Álvarez es considerada por muchas personas como una mujer fuerte: sale todos los días de su "jacal" a buscar cómo ganarse el sustento diario, pues vive sola ya que abandonada por sus hijos quienes viven en Estados Unidos.

La historia de doña Lupita no es única en Reynosa, ya que de acuerdo a la presidenta de la organización Corazones Jóvenes, Juana Alicia Sánchez Jiménez, 85 por ciento de adultos mayores que son atendidos por dicha organización altruista se encuentran en estado de abandono y maltrato.

La fundadora de Corazones Jóvenes, cuya función es velar por la integridad física, emocional y psicológica de los adultos mayores, refirió que actualmente atienden a través de 11 casas clubes distribuidas en igual número de colonias a casi 600 abuelitos.

Precisó que se trata de personas mayores que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, solas, sin familia y en muchos de los casos maltratadas por familiares o amistades cercanas.

Lamentó que en esta ciudad fronteriza no exista cultura de atención y cuidado hacia los adultos mayores y que, por el contrario, reciban maltrato físico, psicológico, incluso sean abandonados a su suerte.

Se pronunció en favor de promover la cultura de cuidado y respeto al adulto mayor, que se les tenga paciencia y se les atienda, además de que se les brinde la atención médica que requieren.

Juanita, como le llaman de cariño a la presidenta de la organización, no puede ocultar la felicidad que le embarga el avance de casi 90 por ciento que lleva el asilo que construye junto a otras personas altruistas y que beneficiará en su primera etapa a por lo menos unos 80 abuelitos que se encuentran en extrema pobreza, sin familia y algunos de ellos enfermos.

"Será en diciembre cuando entre en operaciones este asilo, a donde podremos tener hasta 80 abuelitos que están en condiciones vulnerables, solos y que no podemos permitir que continúen así", apuntó.

Expuso que las 11 casas clubes seguirán funcionando en atención a los 570 adultos mayores, ya que en esos lugares se les brinda alimento, terapias médicas y psicológicas.

Refirió que sus edades oscilan entre 60 y 92 años de edad, el 85 por ciento ha sido abandonado por sus familiares, por lo que es urgente brindarles apoyo y sustento diario.

Juanita, quien desde hace cinco años empezó a apoyarlos, luego de notar que en esta ciudad muchos de ellos viven solos, sin que nadie les brinde ningún tipo de protección, decidió iniciar con esta actividad que en este mes se verá fortalecida con la construcción de un asilo.

"Continuamente tenemos campañas de concientización para pedirles a las familias que no se deshagan de los adultos mayores, por el contrario que les tengan paciencia pues ya no tienen la fuerza necesaria para sobrevivir solos, necesitan cariño, comprensión y apoyo emocional, además de alimentos, ropa y medicinas" dijo.

La fundadora de Corazones Jóvenes afirmó que entre las terapias que les imparten destacan clases de manualidades, ejercicios, terapias físicas, clases de lectura y motivación, entre otras.

Agregó que también contarán con cancha de cachibol y un vivero, en donde ellos mismos sembrarán algunos alimentos que servirán para su propia comida.

Destacó que la intención es que este asilo pueda funcionar al mismo tiempo como Casa de Día, es decir que aquellos hijos o familiares, que por diversos motivos no pueden cuidar a sus "viejitos" los dejen en ese lugar varias horas.

Mencionó que en esta condición podrán recibir a unos 120 abuelitos, quienes serán atendidos en todas sus necesidades, mientras sus familiares trabajan.

Abundó que entre los padecimientos más comunes que enfrentan los adultos mayores se encuentran: diabetes y presión arterial, así como algunos desgastes en articulaciones y huesos.

"Lo que los abuelitos necesitan es cariño, sentirse útiles, que le interesan a alguien y en nuestro asilo así será", apuntó.

La presidenta de la fundación exhortó a las personas que aún cuentan con un abuelito en casa a brindarle cariño y atención además de hacerlo participe de las actividades que realiza el resto de la familia.

En tanto el arquitecto de la obra, Ricardo Montesinos, explicó que la construcción del asilo de ancianos se realizará en dos etapas, la primera constará de un aula didáctica, comedor, habitaciones comunitarias con servicio sanitario, en donde se podrán albergar a por lo menos unas 50 personas y un área común en donde realizarán diversas actividades recreativas.

Detalló que la segunda etapa, que se construirá el próximo año, contempla un área médica y otra aula de actividades múltiples.

Por su parte el presidente de Love Foundation, Víctor Arellano, señaló que será esta fundación altruista la que se encargará de construir el vivero con el apoyo de niños de la Escuela Oxford.

Subrayó que parte de su labor consiste en crear huertos en diversas escuelas de educación primaria, principalmente, pero que en esta ocasión participarán con la construcción del asilo.

Destacó que la intención es que sean los propios abuelitos los que aprendan a sembrar diversas frutas y verduras, para que a su vez sean utilizadas en el consumo de sus alimentos.

"Ya estamos trabajando con las capas del subsuelo, estamos creando unas camas especiales de tierra para que nutran al huerto y así empezar a sembrar", abundó.

Víctor Arellano indicó que se busca ayudar a los abuelitos que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, a fin de que tengan actividades y se sientan útiles en la producción de sus alimentos, entre otras actividades.