El director y el productor del largometraje “Una daga en el corazón”, estrenada hoy en el 71 festival de Cannes en competencia por la Palma de Oro, destacó hoy aquí la aportación mexicana al largometraje, coproducido por la productora mexicana Piano.

“La coproducción con México aporta mucho, una especie de locura, ha permitido una colaboración muy positiva” resaltó en rueda de prensa, el productor francés de la cinta, Charles Gilibert.

Gilibert explicó que la coproducción con la empresa mexicana Piano film, que cofundó Julio Chavezmontes, se organizó porque el director de la película, el francés Yann González, “tenía una relación “orgánica” con México que permitía organizar una coproducción”.

“Conocimos a Julio Chavezmontes de Piano film que tenía un proyecto y muchas ganas de asociarse a esta película (….) que no era fácil de financiar” indicó Gilibert a la prensa al término luego del estreno en Cannes, en el que fue la última cinta en competencia en ser exhibida.

La película está coproducida por Francia, México y Suiza. En el caso de México intervino principalmente Piano y en los créditos de la cinta también aparece el reconocimiento al fondo Eficine del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) que la publicitó en su stand en el mercado de películas Cannes.

Julio Chavezmontes se encuentra a Cannes para acompañar al estreno mundial del filme que se proyectó la noche pasada para el público e invitados y en la mañana de hoy viernes a la prensa.

Piano es un estudio creativo y casa productora fundado en 2011 por Julio Chavezmontes y Sebastián Hofmann con la misión de producir obras originales y arriesgadas en distintas disciplinas artísticas de acuerdo a la web de la firma.

La película está protagonizada por la actriz y cantante francesa Vanessa Paradis, quien interpreta el papel de una productora de películas de cine x para homosexuales, y está ambientada en el París de los años setenta del siglo pasado.