El gobierno de Corea del Sur sostuvo este viernes que Corea del Norte mantiene su compromiso de mejorar las relaciones bilaterales, a pesar de criticar duramente a Seúl por los continuos ejercicios militares con tropas estadunidenses y abandonar la reciente ronda de diálogos.

El portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, Baek Tae-hyun, señaló que Seúl espera que Pyongyang respete fielmente los acuerdos entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente surcoreano Moon Jae-in en su cumbre del mes pasado.

Los líderes coreanos emitieron un voto a favor sobre la "desnuclearización completa" de la península y prometieron la paz permanente.

"Estamos justo en el punto de partida y no nos detendremos ni vacilaremos mientras avanzamos hacia la paz en la península Coreana", apuntó Baek.

Corea del Norte canceló una reunión de alto nivel con el Sur el miércoles pasado y amenazó con suspender la histórica cumbre del próximo mes entre Kim y el presidente Donald Trump, tras advertir que no será presionado unilateralmente a renunciar a sus armas nucleares.

La amenaza de Corea del Norte enfrió lo que había sido una inusual oleada de movimientos diplomáticos de un régimen que el año pasado llevó a cabo una provocadora serie de pruebas de misiles que levantó los temores de que la región estaba al borde de la guerra.

También subrayó el delicado papel de Corea del Sur como intermediario entre Washington y Pyongyang y planteó dudas sobre la afirmación de Seúl de que Kim tiene un interés genuino en deshacerse de sus armas nucleares.

Los analistas dijeron que es poco probable que Corea del Norte intente desmantelar todos los resultados diplomáticos conseguidos. Lo más probable es que quiera ganar influencia antes de las conversaciones entre Kim y Trump, programadas para el 12 de junio en Singapur.

Baek habló horas después de que Ri Son Gwon, presidente del Comité de "Reunificación Pacífica" de Corea del Norte, acusara al Sur de ser "un grupo ignorante e incompetente desprovisto del sentido elemental de la situación actual, ... y de la capacidad de discernir la tendencia actual de los tiempos".

En comentarios publicados por la agencia de noticias KCNA, Ri afirmó que los ejercicios militares "extremadamente aventureros" de Estados Unidos y Corea del Sur estaban practicando ataques contra blancos estratégicos en Corea del Norte.

Acusó a Corea del Sur de permitir que la "escoria humana hiera la dignidad" del liderazgo supremo de Corea del Norte.

Al parecer, Ri se estaba refiriendo a una conferencia de prensa celebrada en la Asamblea Nacional de Corea del Sur por Thae Yong Ho, un antiguo diplomático norcoreano que desertó al sur en 2016.

Thae manifestó que es muy poco probable que Kim renuncie completamente a sus armas nucleares o aceptar un régimen de verificación sólido.

Ri dijo que será difícil reanudar las conversaciones con Corea del Sur "a menos que se resuelva la grave situación que condujo a la suspensión de las conversaciones de alto nivel Norte-Sur".

Altos funcionarios de las dos Coreas debían sentarse en una aldea fronteriza para discutir cómo implementar los acuerdos de sus líderes para reducir las tensiones militares a lo largo de su frontera y mejorar los lazos generales, pero Corea del Norte canceló la reunión.