La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm) firmaron un acuerdo de blindaje electoral con el fin de hacer cumplir las leyes vigentes en la materia.

Francisco Cienfuegos Martínez, en su calidad de presidente de la Conamm y el fiscal General de la Fepade, Héctor Díaz Santana, destacaron que, a través de este acuerdo, las autoridades municipales se comprometen ante la sociedad a implementar las acciones preventivas necesarias con motivo de la preparación y desarrollo del proceso electoral.

Cienfuegos Martínez señaló que, con la representación de la Conamm, se estarían sumando a lo largo y ancho del país los dos mil 446 municipios de la República Mexicana a este acuerdo.

Hizo un llamado a las autoridades municipales a que actúen sin distingos partidistas, en busca siempre del bien común, a través de estrategias de apoyo en materia de capacitación, difusión y divulgación que permitan prevenir la comisión de delitos electorales.

“Las autoridades en este proceso tienen que actuar al margen de cuestiones partidistas o de preferencias electorales, la Constitución Política es muy clara y nuestra obligación es hacer valer las leyes del país, es el compromiso que refrendamos aquí y esperemos que todas las autoridades demos certeza a los mexicanos”, dijo.

Esto implica la responsabilidad de la autoridad para que los recursos y programas institucionales no sean utilizados con fines político electorales, además de exhortar a los servidores públicos a que se conduzcan con estricto apego a la normatividad vigente.

El titular de la Fepade, Héctor Díaz, destacó que esta es la primera vez se firma un convenio de esta índole con todos los municipios del país.

“Quiero enfatizar que para Fepade es muy importante la firma de este convenio, en los 24 años que tiene la institución nunca habíamos firmado un convenio de colaboración con los municipios”, subrayó.

Agregó además la importancia del actuar de las autoridades municipales por ser las de primer contacto con la ciudadanía, por lo que es de suma importancia que estén capacitados para detectar un delito electoral y ante un posible conflicto traten que prevalezca la cordura.