El titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, encabezó hoy aquí la entrega del Premio Ceneval al Desempeño de Excelencia-EGEL a 562 jóvenes egresados de universidades públicas y privadas del país.

El funcionario federal, quien estuvo en el evento también para ser testigo del reconocimiento que recibió su hijo, destacó la importancia de la preparación que han recibido para enfrentar lo que viene.

En el mundo de hoy, dijo, la mayor crisis es la del empleo y se calcula que en los próximos cinco años habrá unos 50 millones de desempleados en todo el planeta porque no hay crecimiento económico y se está viviendo la cuarta revolución industrial.

La tecnología de la información está desplazando a toda una generación de habitantes, “estas dos combinaciones hacen que la mayor crisis del planeta sea la de los empleos”, advirtió.

Por ello, consideró, las nuevas generaciones tendrán más dificultades que las anteriores, pero mayores ventajas como es una mejor preparación académica.

“Ustedes ya dieron un paso muy importante y lo han dado todos los días, el camino del esfuerzo que es el único camino que es válido para superarse y para ser un país mejor, más igualitario y más justo”, añadió.

Por su parte, el rector de la Universidad de Sonora (Unison), Enrique Fernando Velázquez Contreras, dio la bienvenida a los 562 galardonados, así como a funcionarios y directivos de las 109 universidades públicas y privadas del país participantes.

Anotó que EGEL ha sido un instrumento de gran ayuda para la Unison y, si bien inició sólo como un referente académico que ayudó a mejorar las tasas de titulación, es ahora un eje central de los programas educativos que cuentan con dicho examen.

Mencionó que los resultados de los egresados permiten a la institución mejorar los planes de estudio y es un apoyo para la elaboración de reactivos de los exámenes departamentales.

A su vez, el director general del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, Rafael López Castañares, resaltó la importancia de prepararse profesionalmente con el compromiso de practicar valores como la honestidad y la tolerancia.

Tienen un gran reconocimiento, dijo, pero falta mucho más, pues no hay que cejar en continuar preparándose con calidad ante una compleja competencia internacional.