Jaime Rodríguez Calderón, candidato independiente a la Presidencia, se pronunció porque en todo el país se escuche a la gente y se restablezca la confianza, que es "lo principal que tiene que hacer un gobierno", al tiempo que pidió ponerse "las pilas" para que la economía en Acapulco no baje.

Durante su visita a ese puerto de Guerrero, "El Bronco" mandó un mensaje videograbado en donde anunció su declinación... a beber una cerveza antes de una conferencia de prensa. "No me voy bajar del caballo nunca, pero para quienes estaban manipulando al final vamos a ganar”, dijo.

Además, en rueda de prensa, respondió a la pregunta de reporteros sobre qué mensaje mandaba a los padres de los 43 jóvenes desaparecidos de Iguala, Guerrero, y reconoció que es una angustia enorme y se solidarizó con ellos.

“Soy solidario y hay que encontrar la verdad mucho más rápido, las investigaciones se hagan de manera rápida y eficiente y que cualquiera que sea la verdad se dé a conocer”, expresó.

Dijo que hay que restablecer la confianza, "y cuando hablo de venir a vivir a Guerrero es para restablecer la confianza, ningún gobierno debe de imponerse, ningún gobierno debe reprender a una sociedad que se está organizando, cualquiera que sea el caso".

Consideró que el gobierno debe escuchar y convencer al que no tiene confianza en las instituciones, eso pasa no sólo en Guerrero pasa en todo el país.

Por otro lado, manifestó que Acapulco era de los centros más visitados, pero se fue quitando la promoción, la seguridad. Siempre hay que mantener la novedad en los centros turísticos, la economía de Acapulco está basada en el turismo y está deteriorada, "porque eso es lo que escucho en la calle, no es invento mío".