Unas 114 piezas de diseño chino contemporáneo que abarca arquitectura, indumentaria (textiles y joyería), utensilios cotidianos (porcelana) y productos creativos integran "Nuestra vida, nuestro diseño. Exposición experimental de diseño, cultura y estilo de vida de China”.

La muestra inaugurada en el Museo de la Ciudad de México por el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, se presenta como parte de la programación extendida de la Feria Internacional de las Culturas Amigas (FICA) 2018.

La edición ha tenido al diseño como eje temático, en el marco de la designación "Capital Mundial del Diseño CDMX 2018", en la que China y Beijing han participado como País Invitado Especial y Ciudad Invitada Especial, y presenta el trabajo de 15 diseñadores chinos.

En el patio del recinto, José Ramón Amieva dijo que la propuesta que se presenta en ese espacio cultural representa la tradición, la cultura, la filosofía y el mensaje de diversos hombres y artistas de China.

Convencido de que el diseño es esa virtud que permite que dicha manifestación pueda ser apreciada por todos, el funcionario expresó beneplácito por la apertura, al tiempo que reconoció el trabajo de los diseñadores chinos participantes "por tan maravilloso trabajo".

"Tienen esa visión generosa de compartir su conocimiento y sensibilidad”, agregó el jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Para Wang Yudong, director general de Desing Week Beijing, la muestra está dividida en cuatro etapas: “Nacer”, “Crecer”, “Coleccionar” y “Guardar”, conceptos que han servido a los diseñadores participantes como guía en un diseño contemporáneo donde permanece la idea de unidad entre el hombre y la naturaleza, adaptada a espacios de la cotidianidad y a una visión del futuro.

En “Nacer”, la obra representa el comienzo de la primavera, pero también la germinación de la vida; se aprecia el pensamiento, el trazo y la comprensión de los diseñadores en el proceso de integración de los seres humanos y la naturaleza.

A su vez, en “Crecer” se habla de la vitalidad y exuberancia del verano, temporada en que prosperan los cultivos y que es momento de aprendizaje.

Con el capítulo “Coleccionar” llega la puesta en práctica del conocimiento acumulado y que se representa con el otoño, temporada de maduración y cosecha de los frutos.

Por último la sección “Guardar” se refiere al frío de invierno, donde la vida se marchita. Sin embargo, en la cultura china también es temporada de hibernar, donde los seres se reservan y preparan para llegar a la primavera en armonía.

“En esta muestra se presenta el trabajo de 15 diseñadores chinos contemporáneos, del diseño del ramo de confecciones, joyería y muebles; además se acompaña de una serie de textos que provienen de la tradición filosófica y milenaria de China, y de algún modo, contribuyen a la comprensión entre la relación del pasado y presente”, destacó.

De manera paralela a la exposición, en el Museo de la Ciudad también se realizarán conferencias, foros y actividades como recitales y conciertos, con importantes artistas y diseñadores de los dos países como parte de la Semana Cultural y Creativa de Beijing.

Tanto la muestra como el intercambio artístico y académico forman parte importante del proyecto a nivel mundial de los Centros Culturales de China en el extranjero, que pretenden demostrar una aplicación del diseño creativo en el campo cultural tradicional bajo la marca unificada de Semana Cultural de China 2018.