La administración Trump se dijo hoy complacida por la decisión del gobierno de Guatemala de trasladar de Tel Aviv a Jerusalén su embajada en Israel, un día después de que Estados Unidos hizo lo propio.

“Agradecemos a nuestro socios del hemisferio occidental en sumarse a nosotros en reconocer la capital de Israel y alentar traslados adicionales”, dijo hoy la vocera presidencial, Sarah Sanders.

Guatemala fue apenas uno de los tres países que atendieron la semana pasada la inauguración de la nueva embajada estadunidenses en Jerusalén, junto con Honduras y Paraguay.

Estos dos últimos países han hecho también públicas sus intenciones de trasladar a esa ciudad sus representaciones diplomáticas ante el Estado judío.

Sanders dijo que como primer jefe de Estado en reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar su embajada, Trump repitió la decisión del entonces presidente Harry Truman como el primer mandatario en reconocer al Estado judío 70 años atrás.

“Esperamos con anticipación darle la bienvenida a más de nuestros amigos y aliados en Jerusalén, la capital de Israel”, dijo la vocera.