Agrupaciones de transportistas del Estado de México bloquearon diferentes puntos de ingreso a la capital del país para manifestarse por la regularización de concesiones, no hubo incidentes, solamente un intenso tráfico vial.

La policía de la Ciudad de México inició a las 15:00 horas un operativo de seguridad en los puntos donde se desarrollaron las protestas, que fueron la caseta de cobro La Venta, Periférico, cerca del Deportivo Israelita, el kilómetro 24 de la carretera México–Toluca, cerca de la calle Veracruz.

En la autopista México–Pachuca, cerca del Periférico, la Calzada Vallejo y la Avenida 3A, la Calzada Ignacio Zaragoza y el puente de la Concordia, la Calzada Chivatito, entre la avenida H. Colegio Militar y Reforma.

Un contingente de transportistas llegó a la Ciudad de México casi a las 5:00 horas y tuvo como punto de concentración la estación del Metro Constituyentes, después se trasladó al Auditorio Nacional, en la avenida Paseo de la Reforma.

La marcha inició desde el Centro Comercial Toreo, localizado en el Boulevard Manuel Ávila Camacho, en Naucalpan, Estado de México, y se desplazó sobre el Anillo Periférico, con dirección al sur.

Al llegar a la Fuente de Petróleos continuaron sobre el Paseo de la Reforma, con dirección al oriente, hasta el Auditorio Nacional, sitio en el que la marcha se integró al grupo de transportistas que la esperaba desde las primeras horas del día.

Los manifestantes, iniciaron el diálogo con las autoridades y designaron a una comisión que avanzó a la Residencia Oficial de los Pinos sobre la banqueta para ingresar a la Calzada Chivatito y llegar a su destino.

Debido a la afectación vial que se originó en la zona norte-poniente de la capital, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina realizó cortes de circulación de acuerdo al paso de la marcha, y ofreció alternativas viales.

Casi a las 15:00 horas, los manifestantes empezaron a retirarse a sus lugares de origen, sin registrarse incidente alguno.

En el operativo de seguridad y vialidad implementado por la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México participaron dos mil elementos de los diferentes agrupamientos, y fue coordinado por el jefe de la policía, Hiram Almeida Estrada.