El estado de Oaxaca afina los detalles para que una vez más sorprenda a los visitantes nacionales y extranjeros en la edición 2018 de la máxima fiesta, la Guelaguetza, que este año se realizará el 23 y 30 de julio.

Como cada año, en el Cerro del Fortín desfilarán las diferentes delegaciones que comprenden las ocho regiones: Cañada, Costa, Istmo, Mixteca, Región Cuenca del Papaloapan, Sierra Sur, Sierra Norte y los Valles Centrales.

De acuerdo con información de los organizadores, cada una llevará un pedacito de la grandeza cultura de su tierra, representada en sus bailes, su colorida vestimenta, el sabor de su gastronomía y la alegría que los caracteriza.

Con una capacidad de 11 mil 161 lugares, de los cuales 432 se destinan para las delegaciones, el Auditorio Guelaguetza será testigo una vez más de la fiesta étnica más grande de Latinoamérica.

Guelaguetza es una palabra en lengua zapoteca que significa ofrenda o presente, y este evento es la oportunidad para que los oaxaqueños muestren un acto generoso de dar, cuando la ocasión se presenta, y que siempre será correspondido por aquel que recibió.

Los visitantes podrán admirar espectáculos de música, danza, bailes y cantos, y al terminar cada grupo distribuye entre el público su Guelaguetza compuesta por productos característicos de sus respectivas regiones.

Para que el público no se pierda este evento, la Secretaría de Turismo de la entidad informó que la venta de boletos para asistir a la máxima fiesta de los oaxaqueños quedará abierta a partir del próximo 1 de junio.