La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, denunció hoy que Canadá impidió la instalación de centros electorales en sede diplomáticas venezolanas, violando un derecho humano en las elecciones del domingo.

Lucena dijo que la medida es parte de la campaña de violencia internacional contra las elecciones y que buscan que sean suspendidas.

"Nos sorprenden las declaraciones de Canadá, son países supuestamente democráticos que pretenden violar los derechos humanos de los venezolanos. Venezuela no es una institución tutelada por ningún país extranjero y no recibimos órdenes, por lo que vamos a garantizar el derecho al sufragio fuera y dentro del país", señaló.

Lucena dio la bienvenida a un grupo de acompañantes electorales, que fueron invitados a las elecciones del domingo, en las cuales el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección sin un oponente opositor de peso.

La jefa electoral cuestionó la decisión de Canadá, así como los llamados de varios países para que se suspenden las votaciones y se convoquen otras con garantías y acordadas con la oposición.

"Estamos bajo una gran violencia internacional que pretende que este domingo las elecciones no se lleven a cabo. No estamos frente a una violencia física, pero sí internacional que pretende (que) estas elecciones no se lleven a cabo", reiteró.

"Esta es una elección con ataques feroces desde su convocatoria. Es la número 23 y hemos construido un complejo sistema de garantías electorales. Por eso, le damos la bienvenida a los 120 acompañantes internacionales de América Latina, Asia y Europa, para garantizar la observación", agregó.

Lucena dijo que más de 150 personas formarán parte del acompañamiento internacional, entre ellos el exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Señaló que pareciera que existe un cierto desprecio por parte de la comunidad internacional hacia los venezolanos, pretendiendo someter la nación a una "colonización, neoliberalismo y tutelaje".

Sin embargo, dijo estar segura de que la mayoría de las naciones del mundo respetarán la voluntad del pueblo de Venezuela".

El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, dijo poco antes que Canadá tomó una decisión "hostil e inamistosa", al impedir la instalación de máquinas electorales en las sedes diplomáticas venezolanas.

Señaló que el gobierno de Canadá dirige el “cártel” de Lima, como llamó al grupo de Lima, que pidió esta semana suspender las elección. Agregó que Canadá pretende impedir el derecho humano que es el voto.

"A Venezuela se le ha aplicado una presión internacional dirigida por Estados Unidos inédita. Siempre con la intención de torcer la voluntad del pueblo venezolano y del presidente Nicolás Maduro. Uno de los países que se ha agrupado y que dirige ese famoso grupo cártel de Lima es Canadá", indicó.