El jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, pidió a los transportistas del Estado de México que afectan las vialidades de la Ciudad de México no alterar la vida cotidiana de la capital.

Recordó que ésta recibe más de nueve millones de personas diarias de los estados de México, Hidalgo y Morelos "y si ellos llegan y ponen sus unidades en los principales puntos de ingreso, obviamente nos van a provocar un problema vial mayor”.

El mandatario local confío en que se retiren cuanto antes y las autoridades federales les den la alternativa de una mesa de negociación.

Al respecto, el Centro de Información Vial de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina informó sobre los cierres viales en distintos puntos de la ciudad. 

A través de su cuenta @OVIALCDMX en Twitter, reportó que la circulación en la autopista México-Toluca, a la altura de la caseta de cobro La Venta, se normaliza después de que un grupo de manifestantes afectara la vialidad desde la madrugada de este jueves. 

El organismo capitalino añadió que otro grupo de inconformes avanza sobre la Calzada Ermita Iztapalapa, a la altura de Puente Tila Sur, por lo que recomendó a los automovilistas conducir por Circuito Interior.

En tanto, señaló que se encuentra cerrada la circulación en calzada Chivatito, entre Paseo de la Reforma y avenida Colegio Militar, por presencia de manifestantes, y ofreció como alternativas viales Anillo Periférico, calle Arquímedes y avenida Horacio.