De cara al próximo debate presidencial, a realizarse el próximo domingo en Tijuana, Baja California, los empresarios llamaron a los candidatos a definir con claridad sus posiciones sobre la agenda comercial internacional del país y el rumbo de la política exterior.

“En un momento en que las voces proteccionistas se alzan en el mundo, en el sector privado reafirmamos nuestra convicción de que la integración económica y el libre mercado son motores del desarrollo y el empleo, que generan oportunidades para todos”, apuntaron.

A través de un comunicado del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), cúpula dirigida por Juan Pablo Castañón, indicaron que dicho sector está convencido de que México debe profundizar la apertura y la integración con otras naciones para elevar el bienestar de la sociedad.

“Es profundizando y expandiendo el comercio que llegarán más beneficios a todos los mexicanos”, acentuaron los empresarios, al señalar que el comercio exterior representa 70 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y las exportaciones mexicanas se han multiplicado más de seis veces.

De igual forma, indicaron que más de uno de cada cinco puestos de trabajo está vinculado al comercio internacional y, como ejemplo, los salarios son 37 por ciento más altos en las manufacturas de exportación.

Castañón Castañón reiteró que la apertura económica se ha traducido en bienestar para los mexicanos, pues en los cinco estados con más exportaciones se redujo en casi 20 por ciento la población en situación de pobrezas durante los últimos seis años.

Contrario a ello, expuso que en las cinco entidades con menos ventas hacia afuera del país se registró un crecimiento de 5.0 por ciento en el número de pobres, de ahí que es fundamental llevar más empleo e inversión a la zona sur-sureste del país y debe hacerse a través de la apertura.

“El mundo no necesita más voces que llamen al aislamiento y la división”, afirmó el presidente de la cúpula empresarial, al insistir en que es necesario continuar con la apuesta a la diversificación de mercados en los próximos años.

Por ello, reiteró la importancia de continuar con los trabajos para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y otros mecanismos, como la Alianza del Pacífico, para consolidar el papel de México como un país abierto y moderno.