La International Chamber of Commerce México (ICC México) hizo un llamado a los candidatos a la Presidencia de México a incluir en su agenda propuestas para impulsar un verdadero desarrollo de la economía digital.

En el marco del Día Mundial de Internet, la presidenta de ICC México, María Fernanda Garza, subrayó que en México cuatro de cada 10 mexicanos no cuentan con acceso a Internet.

Expuso en un comunicado que es necesario adecuar y nutrir de manera constante el marco regulatorio de las Tecnologías de la Información y Comunicación para que contribuyan a la innovación en productos y servicios.

Así como las operaciones de las empresas y la transferencia de conocimiento, además de facilitar el acceso a los mercados internacionales de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) mexicanas.

De la misma forma, llamó también a los candidatos que buscan escaños en el Congreso para el próximo periodo legislativo a trazar la ruta hacia un futuro más próspero y equitativo para todos los mexicanos.

Expuso que en México persiste una endémica brecha digital con niveles de penetración de servicios de telecomunicaciones bajos, de acuerdo con datos de la Asociación de Internet Mx, pues sólo 63 por ciento de los mexicanos tiene acceso a Internet.

Apuntó que para reducir esta brecha digital se necesita una infraestructura de telecomunicaciones, para lo que es necesario impulsar la transformación productiva, fomentar la inclusión social y desarrollar el capital humano.

Por ello, propone a los candidatos, entre otros puntos, que se apoye una transición digital en Banda Ancha móvil de 2G a 3G que beneficiará a más de 39 millones de personas de bajos recursos e incremente la penetración de Internet en más de 30 puntos porcentuales.

Además de la importancia de consolidar la reforma en telecomunicaciones para alcanzar una competencia efectiva, que se traduzca en beneficios para los consumidores finales.

Refirió que, otro punto importante es una política de espectro que maximice los beneficios sociales y económicos derivados de su uso y crear condiciones equitativas de competencia al asignarlo.

Así como una mejora regulatoria en estados y municipios para impulsar el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones y promover la participación multisectorial en la toma de decisiones en torno a la política pública de Internet, que involucre a gobierno, empresas, academia y sociedad.