Nasheli Rodríguez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, informó que de 2005 a 2018, el órgano que dirige recibió 773 quejas por homofobia, transfobia y bifobia, de las cuales se tienen cerradas 718.

En el Museo de la Memoria y la Tolerancia dijo que de esas denuncias se acumularon más o menos mil 510 tipos de presuntas violaciones a derechos humanos para esta población, entre las que destacan el derecho a la no discriminación, a la seguridad y justicia, a la salud, y a la integridad física.

En el Día de la Lucha contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, indicó que las medidas para poder solventarlas se dirigieron principalmente a la Dirección de Reclusorios Preventivos, la Secretaría de Seguridad Pública, la procuraduría capitalina, la Secretaría de Salud y a diversas delegaciones.

En este periodo sólo se emitió una recomendación, en 2016, específicamente en comunidades de adolescentes, la cual aúna está abierta, por violaciones a población de diversidad sexual.

En el resto de las quejas, apuntó, lo que se realiza son procesos de conciliación, es decir, se abre la queja, se emiten medidas precautorias, se envían a las autoridades exhortos y la necesidad de que incorporen a estas poblaciones y no violen sus derechos. Esto es, se resuelven por la vía conciliatoria.

Destacó que estas violaciones son un delito: "No es una invitación cordial la que hacemos. Es una exigencia siempre a que cumplan con su deber como servidores públicos. Una ciudad como la nuestra, que se dice amigable para este tipo de población, como para muchas otras, tiene que empezar por sus autoridades".

Rodríguez Hernández destacó que no se pueden permitir retrocesos en derechos humanos y menos en poblaciones que son de atención prioritaria y altamente discriminadas como puede ser la comunidal Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (LGBTTTI).

Ante ello, hizo un llamado a todos los candidatos a cualquier puesto de elección, ya sea local o federal, a pronunciarse por lo que representa este día, que es un no a la homofobia, bifobia y transfobia, o a cualquier tipo de delito.

La presidenta de la CDHDF dijo que los números demuestran que la capital ha mejorado. Hace cinco años, la capital estaba en el segundo lugar de delitos en contra de estas poblaciones con relación a los demás estados de la República, hoy se ocupa el lugar 10.

"Estamos hablando de que menos del cinco por ciento de los crímenes de odio se dan en la ciudad; ante la dimensión de la capital, comprenderán que estamos trabajando mucho y también hemos avanzando mucho, eso hay que reconocerlo", señaló Rodríguez Hernández.