Chiapas, Tlaxcala y Guerrero son los estados del país con el menor número de hogares con conexión a Internet, por lo que es necesaria una política pública de conectividad universal, que atienda de manera prioritaria las regiones con mayor rezago, y se vuelva una herramienta igualadora, consideró The Competitive Intelligence Unit (CIU).

En el marco del Día del Internet, que se celebra este 17 de mayo, la consultora explicó que en Chiapas, 17 cada 100 hogares están conectados; en Tlaxcala 28 de cada 100 y en Guerrero 32 de cada 100.

En contraste, los de mayor proporción de hogares con dicho servicio son Sonora con 83 de cada 100; Baja California Sur con 78 y la Ciudad de México con 75 de cada 100.

“Aunque el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) e Internet constituyen un derecho consagrado en la Constitución, casi la mitad de los hogares mexicanos aún se encuentra offline”, señaló.

Por ello, resalto, es fundamental recordar la importancia no sólo de una política pública de conectividad universal, sino una que atienda de manera prioritaria, ya que es una plataforma útil para impulsar el desarrollo social, debido a sus impactos positivos en el fomento a la libre expresión, el derecho a la información, la educación y la salud, entre otros.

Precisó en un comunicado que los estados con menor proporción de hogares con Internet muestran complicaciones geográficas y administrativas para el despliegue de infraestructura.

Así como un elevado número de personas por debajo de la línea de pobreza, convirtiéndolos en mercados poco atractivos para que los operadores tradicionales comercialicen el servicio y cuentan con una enorme necesidad de desarrollo económico y social al que la conectividad puede contribuir.

Recordó que el 17 de mayo se convirtió en el Día del Internet, por la resolución aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 27 de marzo de 2006 que proclamó esta fecha como Día Mundial de la Sociedad de la Información.

“Es un buen momento para reflexionar sobre la necesidad de democratizar el Internet no sólo porque es una herramienta innovadora, sino por sus impactos en el ejercicio de derechos humanos y en la propagación de contenidos”, indicó.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2017, actualmente 17.4 millones de los hogares mexicanos, es decir 50.9 por ciento del total, cuenta con conexión a Internet, lo cual representa un crecimiento anual de 11.1 por ciento respecto a 2016.