La coalición opositora venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD) instó hoy a los candidatos Henri Falcón y Javier Bertucci a retirarse de las elecciones del domingo y dejar solo al presidente Nicolás Maduro en su intento por la reelección.

En el último día de campaña electoral, la MUD reiteró su llamado al boicot a los comicios, que considera fraudulentos.

El vocero de la MUD, Juan Pablo Guanipa, pidió a Falcón y Bertucci retirarse de la carrera presidencial y no seguir con "la farsa electoral que le hace el juego a Maduro".

"Este es un momento de definiciones, este es el momento de la patria y no de intereses personales. Henri Falcón no fue elegido por nadie como candidato de la oposición, no fue elegido por consenso ni ganó primarias. Debería asumir su responsabilidad, que después no venga a decir que él no ganó por una actitud que le advertimos con tiempo", aseveró.

Falcón rompió la línea oficial de la MUD y decidió presentarse, a pesar de que no tiene garantías de unas elecciones limpias.

Guanipa dijo que la MUD no reconoce el evento del domingo, afirmando que fue preparado por el gobierno, el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y un Consejo Nacional Electoral sin autoridad como árbitro imparcial.

"El domingo 20 de mayo no hay elecciones en Venezuela, lo que hay es una farsa, una trampa, una mojiganga que está dirigida al único objetivo de decirle al mundo que sin votos Nicolás Maduro sigue siendo el presidente y eso es inaceptable", afirmó.

Asimismo, dijo que ya se saben los números de participación y los votos que serán asignados tanto a Maduro como a Falcón la noche del domingo.

"Los números de (la presidenta del CNE, Tibisay) Lucena son totalmente abultados. Por eso la unidad ratifica su posición: Si esto no es una elección, invitamos al pueblo a no asistir al evento, a la farsa organizada por el PUSV y el irresponsable CNE, que ha debido asumir su rol histórico y cumplir con el Estado de derecho y con las leyes", mencionó.

Guanipa anotó que la posición de la MUD ha sido respaldada por la comunidad internacional, en medio de advertencias de que las elecciones serán desconocidas por varios países.

"Queremos decirle al pueblo de Venezuela que el domingo vamos a tener la solidaridad de toda la comunidad internacional y de los venezolanos que viven alrededor del mundo, habrá protestas de quienes son solidarios con el rescate de la democracia en Venezuela", añadió.

Indicó que a partir del fraude del domingo se profundizarán los problemas del país, ya que “se agudizará la hiperinflación, que seguirá creciendo de manera impresionante, tendremos más desabastecimiento de alimentos y medicinas y una realidad de servicios públicos que no sirven para nada".

Para las elecciones estarán convocados 20.5 millones de electores. Maduro pidió una reelección con 10 millones de votos.