El legislador Abel Cruz Hernández propuso la creación del instituto nacional de vacunación, que se denominaría Eduardo Liceaga, como un organismo autónomo de la Secretaría de Salud, el cual coordinaría esfuerzos en la inmunización, investigación científica, formación y capacitación de recursos humanos calificados y en la prestación de servicios.

En la Gaceta Parlamentaria de la Comisión Permanente se publicó dicha iniciativa, la cual está acompañada por el diputado José Alfredo Ferreiro Velasco, donde se señala que el país es reconocido por su Programa de Vacunación Universal, Público y Gratuito; uno de los esquemas más completos en el mundo, que ha permitido hacer frente a amenazas de enfermedades prevenibles por inmunización.

“México es un país extremadamente complejo, ya que el esquema de vacunación es diferente para cada enfermedad y existe el riesgo de pérdida de biológicos. Las cifras nacionales oficiales de inmunización indican altas coberturas de vacunación, pero insistió que existe evidencia creciente de que los grupos más vulnerables no son alcanzados por los programas de vacunación”.

Los legisladores del partido Encuentro Social subrayan la urgencia de que este organismo no vea comprometido o disminuido su funcionamiento por motivos políticos, presupuestales, regionales, estatales o municipales.

Además, que sea capaz de hacer estudios e investigaciones clínicas, epidemiológicas, experimentales, de desarrollo tecnológico y básicas, en el área de la inmunización para garantizar una cobertura total de vacunas en el territorio nacional.

El instituto nacional de vacunación propondría políticas, acciones, proyectos y estrategias para la aplicación del Programa de Vacunación Universal y coordinaría y evaluaría el suministro y aplicación de las vacunas.

También, coordinaría las acciones de las dependencias y entidades en lo relativo al programa y promovería la concertación de acciones con las instituciones de los sectores social y privado que lleven o cabo tareas relacionadas con el programa mencionado; entre otros, sostuvo.

La propuesta se turnó a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.