El ejército israelí bombardeó objetivos del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) en el norte de la Franja de Gaza durante la noche del miércoles y la madrugada de hoy, en respuesta a ataques armados contra varias casas en la ciudad de Sderot, en el sur de este país.

Las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) atacaron cuatro complejos militares de Hamas, incluidos edificios, infraestructura y una instalación dedicada la producción de armas, informó un portavoz militar en una declaración publicada este jueves.

De acuerdo con la fuente, los bombardeos ocurrieron después de que varias casas en la ciudad de Sderot, en el sur, recibieron el impacto de armas de fuego el miércoles por la noche, según un reporte de la edición electrónica del Ha’aretz Daily.

“Nadie resultó herido, pero el fuego de ametralladora causó daños a las propiedades”, subrayó el vocero del Ejército israelí, tras destacar que las FDI consideran este incidente con “severidad” y responsabilizan a “la organización terrorista Hamas por todo lo que ocurre dentro y fuera de la Franja de Gaza".

El ejército israelí atacó previamente varios puestos avanzados de Hamas en la Franja de Gaza, en respuesta a los disparos contra las fuerzas israelíes, recordó el portavoz de las FDI y subrayó que no hubo víctimas en ninguno de los incidentes.

"Las FDI están decididas a llevar a cabo su misión de garantizar la seguridad de los residentes de Israel", subrayó el vocero.

El martes pasado, dos palestinos murieron a causa de disparos israelíes y 160 más resultaron heridos durante el segundo día de protestas en la frontera de Gaza, luego de que 59 palestinos fueran abatidos el lunes por soldados durante una manifestación contra la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

El Ejército israelí aseguró que actuó en legítima defensa y que al menos 24 de los 61 palestinos fallecidos entre el lunes y el martes pasado eran militantes, la mayoría de ellos miembros de Hamas y algunos de Yihad Islámica.