La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó hoy su preocupación por la propagación del virus del Ébola (EVD) en un área urbana de la República Democrática del Congo (RDC), afectada desde la semana pasada por un nuevo brote, que ha causado 19 muertes.

En un comunicado, la máxima instancia sanitaria global confirmó el primer caso del virus en Wangata, una ciudad de la noroccidental provincia congoleña de Equateur, a casi 150 kilómetros de distancia de Bikoro, el área rural donde inició el brote de la enfermedad.

La OMS explicó que el Ministerio de Salud de la RDC (antes Zaire) le informó del caso urbano este jueves, luego de que pruebas de laboratorio realizadas por el Instituto Nacional de Investigación Biomédica (INRBE) en Kinshasa, confirmaran un espécimen positivo para el EVD.

El organismo destacó que, hasta ahora, todos los casos confirmados de virus se informaron en la zona de salud de la región Bikoro, que se encuentra también en la provincia de Equateur, por lo que “la llegada del ébola a un área urbana es muy preocupante”.

“Las instalaciones de salud en Bikoro tienen una funcionalidad muy limitada y las áreas afectadas son difíciles de alcanzar, particularmente durante la temporada de lluvias actual, ya que las carreteras a menudo son intransitables”, destacó la OMS en su declaración difundida en su sitio Web.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que aunque la Organización cuenta con mejores herramientas para combatir el ébola, su desarrollo en una zona urbana, donde residen casi 1.2 millones de personas, es preocupante.

"La OMS y nuestros socios están tomando medidas decisivas para detener la propagación del virus", subrayó el funcionario, en referencia a la Organización Internacional para la Salud Animal (OIE) y la Red de Respuesta y Evaluación Clínica de Enfermedades Emergentes (EDCARN).

El organismo está desplegando alrededor de 30 expertos para llevar a cabo la vigilancia en la ciudad y está trabajando con el Ministerio de Salud congoleño y los socios para involucrar a las comunidades en la prevención y el tratamiento, así como la presentación de informes de nuevos casos.

"La llegada del ébola a un área urbana es muy preocupante y la OMS y sus socios están trabajando juntos para ampliar rápidamente la búsqueda de todos los contactos del caso confirmado en el área de Mbandaka", dijo el director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

La OMS también está trabajando con Médicos sin Fronteras (MSF) y otros socios para fortalecer la capacidad de los centros de salud para tratar a los pacientes con ébola en salas especiales de aislamiento.

De acuerdo con el más reciente reporte de la OMS sobre el brote hasta el pasado 15 de mayo, se han reportado un total de 44 casos de enfermedad por el virus del Ébola en la RDC (tres de ellos confirmados, 20 probables y 21 sospechosos), incluidos 19 fallecimientos.

El ébola, una enfermedad grave y aguda, que a menudo es mortal si no se trata, tiene una tasa promedio de letalidad de alrededor del 50 por ciento, y es transmisible por contacto con la sangre o los fluidos corporales de animales infectados (generalmente monos o murciélagos de la fruta).

Los síntomas de la enfermedad suelen comenzar entre los dos días y las tres semanas después de haber contraído el virus, con la presencia de fiebre, dolores musculares, de garganta y de cabeza, después siguen náuseas, vómitos, y diarrea, junto con fallo hepático y renal, y al final el paciente sufre complicaciones hemorrágicas.